«Un desastre de legislatura con nula inversión en Sanidad»

D. G. VALENCIA.

«Un auténtico desastre para la sanidad valenciana», con una «inversión nula en centros sanitarios». Así de tajante se mostró ayer el sindicato CSIF a la hora de definir la actual legislatura que está a punto de concluir. La central sindical lamentó que «no se ha construido un solo hospital» y aludió también a la «preocupante carencia de personal», que ha desembocado en la convocatoria de nuevas protestas de los sanitarios.

La formación recordó que «únicamente ha aumentado la plantilla en Alzira, donde se ha producido una nefasta gestión de personal en ese departamento», tras la reversión a la gestión pública. De hecho, la sección sindical de CSIF en el departamento de salud de La Ribera destacó, entre los aspectos más negativos al año de reversión, «los despidos registrados, la frustración en los trabajadores de las expectativas de cambio generadas, los incumplimientos del convenio o la falta de diálogo social, con pérdida de interlocución».

El sindicato recalcó que «todas estas actuaciones negativas del Consell han comportado un empobrecimiento de la calidad y cantidad de asistencia para el usuario», por lo que lamentó que el actual tripartito ha gobernado «priorizando ideología sobre eficacia y eficiencia», lo que «repercute finalmente en usuarios, pacientes y, en general, en la ciudadanía».

La central sindical también hizo especial hincapié en Atención Primaria, «donde se ha producido un grave deterioro de las condiciones laborales de los profesionales». La formación, asimismo, exige una Atención Especializada sin listas de espera y con plantilla e instalaciones adecuadas.