Las demoras se disparan en las operaciones de varices y fimosis hasta los seis meses

Usuarios en una zona de espera del Hospital de Manises./J. Monzo
Usuarios en una zona de espera del Hospital de Manises. / J. Monzo

Las esperas también crecen por encima de la media para los pacientes con juanetes o que requieren prótesis de rodilla o una artroscopia

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Esperar un par de días, en el mejor de los casos, para tener cita con el médico de familia; esperar varias horas -casi siempre menos de cuatro, según la Conselleria de Sanidad- en Urgencias para ser atendido; y esperar, de media, tres meses y medio para pasar por el quirófano. Los pacientes valencianos se han acostumbrado ya a esperar, pero no siempre las demoras son iguales para todos. En el caso de la intervenciones quirúrgicas, los retrasos han aumentado en bloque durante el último año (comparando datos de junio de 2019, los últimos disponibles, con el mismo mes del año anterior ), pero los valencianos que aguardan para someterse a una intervención de varices o fimosis han visto cómo las demoras se han desbocado en este último año. Mientras que para la primera patología el plazo se ha disparado hasta los 173 días (cerca de seis meses), lo que supone casi mes y medio más que hace sólo un año; la segunda alcanza los 127 días (algo más de cuatro meses), 27 más que en junio de 2018. Las operaciones de juanetes, con 131 días (24 más), las intervenciones en el túnel carpiano, o aquellos que requieren una prótesis de rodilla o una artroscopia también aumentan por encima de la media.

En total, estas seis patologías acumulan más de 12.000 pacientes en listas de espera, lo que supone casi uno de cada cinco usuarios que se encuentra pendiente de pasar por quirófano por algún tipo de dolencia. Sin embargo, el grueso de los pacientes (cerca de 13.200) está a la espera de una operación de cataratas, casi un millar más que un año antes. Pese al aumento de enfermos de esta patología, las demoras han crecido por debajo de la media (apenas ocho días en un año) hasta los 84 días (menos de tres meses).

En el ámbito de las especialidades, los principales perjudicados son los pacientes del servicio de cirugía vascular, que han visto cómo en sólo un año las esperas han crecido en 32 días hasta los 156 (algo más de cinco meses). También los enfermos que requieren una intervención de cirugía torácica, con demoras que alcanzan los 125 días. Sin embargo, la lista de espera sumando ambas patologías apenas supera los 2.000 usuarios. Frente a estos ámbitos más específicos, traumatología, con más de 21.000 pacientes en espera, y oftalmología, con 16.000, son las especialidades que cuentan con más valencianos pendientes de una operación. En la primera, las esperas llegan a los 132 días, después de que en el último ejercicio se hayan incrementado en 20 días; mientras que en la segunda la demora es inferior (82 días) y apenas ha aumentado en siete durante los últimos doce meses.

Cirugía vascular y torácica son las especialidades donde más aumenta el retraso

Autoconcierto

El aumento de los plazos en cirugía vascular y torácica, muy por encima de la media, puede guardar cierta relación con las operaciones que se llevan a cabo bajo el modelo de autoconcierto, es decir, los planes impulsados por la Conselleria de Sanidad para incentivar, mediante retribuciones económicas adicionales, que los profesionales acometan intervenciones fuera de su horario habitual.

Estos planes se ponen en marcha como una de las principales herramientas con las que cuenta la conselleria para tratar de atajar las esperas. Sin embargo, durante los seis primeros meses del año, estas dos especialidades (vascular y torácica) han sido las únicas en las que, con este remodelado sistema, se han contabilizado menos operaciones que en el mismo periodo del año anterior (en concreto, un 25% menos).

Traumatología y oftalmología acumulan más de 37.000 usuarios en lista de espera

A nivel general, y comparando junio de 2018 con el mismo mes de este ejercicio, las esperas medias se han incrementado casi dos semanas, pasando de los 90 días del año pasado a los 103 de este. La bolsa de pacientes que todavía no ha pasado por el quirófano también crece en esta comparativa en cerca de 5.000 personas (de 61.800 a 66.659). Y aumenta especialmente el número de usuarios que más tiempo lleva esperando. Así, mientras que en junio de 2018 la cantidad de pacientes que sufría una demora de más de seis meses se situaba en 8.270, un año después esta cifra se eleva hasta los 11.231, según datos de Sanidad.

Más