Decretan la alerta por granizo y fuertes lluvias en el interior de la Comunitat

Las temperaturas bajarán y la inestabilidad se mantendrá hasta el jueves, aunque hacia el fin de semana se recuperarán los termómetros

Á. S./AGENCIASVALENCIA.

Con el Mediterráneo en temperaturas superiores a los 27 grados, los meteorólogos advirtieron la semana pasada de que el calentamiento del mar podría provocar en próximas fechas cierta inestabilidad. Pues bien, esa inestabilidad ha llegado para quedarse al menos hasta el fin de semana. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) decidió ayer establecer el aviso amarillo por tormentas en el interior de Alicante, el interior sur de Castellón y el interior norte de Valencia entre las 12 y las 20 horas de hoy. Este tipo de fenómenos meteorológicos son comunes en verano, sobre todo en fechas en las que la temperatura del mar es tan elevada. Además, se ha dado una convergencia de factores, como la presión en las capas altas de la atmósfera o la entrada de aire frío en altura, entre otros.

Un aviso de nivel amarillo por tormentas indica que en la zona se prevén lluvias locales fuertes y/o vientos localmente fuertes y/o granizo inferior a dos centímetros, y dado el carácter de estos fenómenos existe la posibilidad de que se puedan producir tormentas de intensidad superior de forma puntual. Asimismo, Aemet estableció en esas mismas zonas y en la misma franja horaria el aviso amarillo por lluvias, ante la previsión de que puedan acumular precipitaciones de 20 litros por metro cuadrado en una hora. La probabilidad de que se produzcan estos fenómenos adversos es de entre el 10 y el 40 por ciento, según el boletín emitido por Aemet, que también afectó a zonas del sur de Teruel, como es habitual en estos casos.

Esta inestabilidad afectará, evidentemente, a las temperaturas, que caerán aún más que ayer, cuando los mercurios se quedaron en niveles más bajos que los registrados el domingo. El descenso fue generalizado en todo el territorio, leve en el litoral y moderado en el interior, y alcanzaron hasta los 8 grados de diferencia respecto al fin de semana en Xàtiva, donde el termómetro no pasó pasado de los 33 grados. Según Aemet, en la provincia de Castellón, los termómetros alcanzaron los 31 grados en la capital, 30 grados en Vinarós y 25 grados en Castellfort.

Aemet prevé que las precipitaciones afecten a comarcas de las tres provincias

En la provincia de Valencia, las temperaturas máximas llegaron a 33 grados en Xàtiva, 32 grados en Utiel, 31 grados en Manises y València y 30 grados en Polinyà y Oliva. En Alicante, por su parte, las temperaturas más significativas fueron de 34 grados en Pinoso, 32 grados en Xàbia y 31 grados en Alicante, El Altet y Rojales.

Esta circunstancia continuará durante el día de hoy. Según la predicción, el cielo estará nuboso o cubierto con chubascos. En zonas del interior por la tarde podrían ser localmente fuertes e ir acompañados de tormenta y granizo. Las lluvias serán menos probables en el sur de Alicante. Las temperaturas mínimas experimentarán pocos cambios mientras que las máximas irán en descenso, salvo en el sur de Alicante, donde permanecerán sin cambios. El viento soplará del noreste flojo hasta aumentar a moderado en general, con intervalos de fuerte en los litorales de Valencia y Alicante; en el norte de Castellón soplará del noroeste flojo, con intervalos de moderado.

La situación se repetirá mañana y el jueves, según explican desde Aemet, aunque de cara al fin de semana los modelos más fiables hablan de una recuperación de las temperaturas y de la vuelta del sol, ya sin probabilidad de lluvia, que irá decayendo a lo largo de esta tercera semana de agosto.

Más