Denuncian ante la Intervención las cuentas de un colegio de l'Eliana

Alumnos durante la clase de un centro valenciano. /Damián Torres
Alumnos durante la clase de un centro valenciano. / Damián Torres

Padres del centro alegan que se registraron gastos indebidos y que se incumplieron normas de gestión económica

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

Las cuentas del colegio público Virgen del Carmen de l'Eliana han llegado hasta la Intervención General de la Generalitat tras una denuncia presentada por padres del centro que advierte de supuestas infracciones que contravienen las normas de gestión económica a las que se someten los directores. Además, la propia Conselleria de Educación, tras una recomendación del Síndic de Greuges, ha optado por trasladar a este mismo organismo de control económico el informe realizado en su momento por el inspector de la escuela, tal y como se desprende de la documentación a la que ha accedido LAS PROVINCIAS.

La polémica empezó en febrero de 2018, cuando varios padres presentaron una denuncia ante el inspector jefe de Valencia alertando de «posibles irregularidades» en relación a las cuentas de 2017, entre ellas que apareciera algún asiento contable con denominación genérica (hablaba de gastos, sin precisar más) o que figuraran pagos con códigos distintos y en fechas diferentes para una misma referencia (por ejemplo una pizarra digital).

Se alertaba además de que se superaba el máximo de gastos anuales permitidos, o que no se habían requerido, cuando así lo obliga la normativa, tres presupuestos distintos para contratar suministros o servicios para ser presentados ante el consejo escolar de la escuela. Además, se ponía el foco en la inclusión de «un gasto que no se encuadra en la delegación que la conselleria hace en los directores de los centros» y se hablaba de «una gestión ineficiente del servicio de comedor».

El escrito pedía que la inspección analizara lo manifestado y la documentación adjuntada, referida a los hechos denunciados, e iniciara «si procede» los trámites oportunos para tomar medidas «tanto en el orden administrativo como disciplinario» en arreglo a la normativa.

Requerimiento al centro

Los padres, ante la falta de noticias de la administración, presentaron en septiembre de 2018 una queja ante el Síndic de Greuges. Educación, en su informe dirigido al Defensor del Pueblo, dijo que el inspector del centro «había estudiado todos los aspectos» del escrito, lo que derivó en un requerimiento al director para subsanar «los errores detectados referidos a asientos, su orden cronológico, el detalle de los mismos y el registro de gastos asociados a un mismo concepto».

También se le instaba a realizar los expedientes de adjudicación para tareas de reparación y la adquisición de mobiliario y equipo didáctico que superen los 1.803 euros (la necesidad de tres presupuestos), a que se finalizara «de forma inmediata los contratos detectados con duración superior a un año», referidos al servicio de copiadora y a que se solicitara a la conselleria todo «el mantenimiento de los equipos informáticos». Sin embargo, otras cuestiones planteadas -como el citado desembolso indebido o el rebasar el límite anual de gastos- no fueron mencionadas, tal y como se desprende de las alegaciones presentadas ante la respuesta de Educación.

Las limpiadoras de los institutos siguen sin cobrar la nómina del mes de enero

Las trabajadoras de la limpieza de 85 centros educativos públicos, la mayoría institutos, siguen sin cobrar la nómina del mes de enero, pese a que la empresa responsable de estas tareas se comprometió el pasado día 31 de enero a que todos los pagos estarían al día a finales de la pasada semana. Al menos, es lo que se transmitió a la Conselleria de Educación, según explicaron los representantes de UGT y CC. OO. PV que se reunieron con el subsecretario de Educación, José Villar, tras una protesta organizada en la sede central del departamento.

Tal y como explican algunas de las trabajadoras afectadas y confirman las organizaciones sindicales, la paga extra de Navidad ya ha sido abonada y la nómina de diciembre se empezó a transferir el pasado viernes, si bien no todas la han ingresado todavía. Se espera que lo hagan en las próximas horas. No sucede lo mismo con el salario correspondiente a enero, que debería haber llegado en los primeros días de febrero (en Valencia, el primero hábil). Además, en cuanto al finiquito del pasado verano (son trabajadoras fijas discontinuas), aquellas que todavía no lo han ingresado no saben cuándo llegará este pago, pues las consultas que hacen a la empresa responsable, Limpiezas Raspeig, son más bien pesimistas al alegarse que no se sabe cuándo se transferirá.

Tras los reiterados impagos, las trabajadoras decidieron convocar una huelga indefinida que comenzará el lunes 18. Y de momento, la medida de presión se mantiene. La pasada semana los representantes de la empresa no se presentaron al acto de mediación celebrado.

Fuentes sindicales explicaron ayer que hoy lunes continuarán haciendo un seguimiento en relación a los pagos para trasladar la información a la Conselleria de Educación, tal y como se acordó el día 31.

Por su parte, el Síndic instó a la conselleria a informar a los padres de por qué no procedió la incoación de un procedimiento disciplinario contra el director y le trasladó que valorara «elevar todo lo actuado» a la Intervención «a los efectos de que se realice un control específico del carácter financiero del centro y se proceda al análisis de la gestión económica, incluyendo la del comedor».

El caso es que la conselleria no respondió si aceptaba la sugerencia hasta este mismo mes, cuando el expediente se había cerrado. Este último escrito, firmado por el director territorial de Valencia, señala que se dará traslado al organismo fiscalizador «del informe del inspector sobre las actuaciones realizadas en el centro» por si se considera conveniente introducir a la escuela «en su programa de auditorías». También dice que se informó a los padres sobre los motivos por los que no se aprecia responsabilidad disciplinaria, extremo que estos niegan.

Los denunciantes también han pedido a la Intervención que «proceda al análisis de la gestión económica depurando responsabilidades en su caso», pues consideran que «ha de acreditarse que no ha habido mal uso del dinero público». El escrito presentado incluye la documentación de la que disponen, incluyendo la referida a las cuestiones que no mencionó la conselleria.

El director del centro, por su parte, explicó a LAS PROVINCIAS que tras el requerimiento recibido se corrigieron todas las cuestiones planteadas. También señaló que se devolvió el importe del gasto indebido al que se refirieron los padres. Desde Educación no respondieron a las preguntas de este diario.