Cuatro accidentes complican los accesos a Valencia

Cuatro accidentes complican los accesos a Valencia

En la V-30 se registran dos alcances en apenas 200 metros de distancia

LAS PROVINCIAS

El tráfico en la mañana de hoy presenta varias complicaciones puntuales y casi con un denominador común: los accidentes. Cuatro alcances provocan serias retenciones en vías destacadas del área metropolitana como la V-30 y la V-21, además de un considerable tramo de circulación congestionada en la CV-35 en sentido acceso a la ciudad.

Según informa la Dirección General de Tráfico hasta nueve retenciones diferentes se han dado en las primeras horas de esta mañana en vías del área metropolitana de Valencia.

En la V-30, justo entre el by-pass y el tramo junto al nuevo cauce, se dan dos accidentes en apenas 200 metros de distancia provocando largas retenciones en este punto de la vía que llegan hasta los 3 kilómetros. Estos alcances provocan atascos en vías próximas como la CV-365 y la N-220.

También en la V-30, junto al puente de San Isidro y en sentido Puerto, se ha registrado un accidente del que ya ha remitido la congestión generada, especialmente por el efecto mirón. En la CV-30 se dan 1,5 kilómetros de atascos.

En la misma vía pero en sentido A-7 se registran 3,5 kilómetros de atasco en Quart de Poblet.

En el resto de vías destaca la A-7, en la que se registra un tramo de dos kilómetros de retenciones en el término municipal de Paterna entre los puntos 324 y 326 en sentido Castellón. En la CV-35 son dos las retenciones que se registran hasta el momento: 5 kilómetros de atascos en sentido Valencia en San Antonio de Benagéber y otros dos kilómetros de circulación congestionada en Burjassot, también en el acceso a la ciudad.

Y por último, la V-21. Cuatro kilómetros de atascos provocados por varios factores, según la DGT: obras, circulación y accidente. Todo se concentra en Alboraya, entre los puntos kilométricos 15 y 11.