Convergencia Cívica alerta de la carencia de recursos

D. G.VALENCIA.

Las tareas propias de los inspectores «son imposibles de realizar sin un adecuado plan de recursos humanos que evite la carencia de recursos que existe en la Inspección de Servicios Sanitarios». Desde Convergencia Cívica Valenciana, asociación en defensa de los intereses de los valencianos, mostraron ayer su preocupación por la «precariedad laboral» que sufre este personal sanitario. Recordaron que el último Plan de Inspección de Servicios Sanitarios aprobado por la Conselleria de Sanidad refleja textualmente que «la actividad de los servicios de inspección de servicios sanitarios supone una garantía en el cumplimiento de los derechos de pacientes y personas atendidas en el sistema sanitario, una tutela y control de las prestaciones y actividades sanitarias, un procedimiento en la evaluación de los servicios sanitarios públicos, concertados y privados, y en definitiva una garantía de la eficiencia, calidad y seguridad en la asistencia sanitaria dispensada a la ciudadanía». Por ello, critican la «falta de previsión» del departamento y reclaman una Inspección Sanitaria «de calidad y al servicio del ciudadano, ajena a los cambios políticos, bien remunerada e independiente».

Apuntan también que la plantilla de inspectores, en un alto porcentaje, «se encuentra próxima a la jubilación y con un altísimo nivel de precariedad laboral», puesto que «los últimos funcionarios que tomaron posesión lo hicieron en 1993. Desde entonces no se han convocado oposiciones, ni traslados, y la última oferta de empleo público aún no ha sido puesta en marcha».