Más control de acceso y aforo en los macrofestivales valencianos

Uno de los festivales que se ha celebrado en Valencia este verano, el Festival Marenostrum Musical Experience en la Marina Real /Jesús Signes
Uno de los festivales que se ha celebrado en Valencia este verano, el Festival Marenostrum Musical Experience en la Marina Real / Jesús Signes

Entre las medidas del Consell están la incorporación de un servicio específico de admisión si el aforo supera las 500 personas

LAS PROVINCIAS

El Consell ha acordado que los eventos celebrados en la Comunitat Valenciana cuenten con un servicio concreto de admisión, así como un mayor control del aforo con el fin de garantizar una mayor seguridad en los espacios que albergan este tipo de citas. En concreto, se ha centrado en los festivales que tienen lugar al aire libre y los macroeventos.

La Generalitat pretende aumentar la seguridad en grandes festivales y eventos del territorio valenciano como el FIB de Benicàssim, el Medusa Festival de Cullera o el Arenal Sound de Burriana, que reunen cada año, y sobre todo, en la época estival, a miles de asistentes.

Así, las actividades y actos celebrados en espacios abiertos donde se supere el aforo de 500 personas deberán incorporar un servicio específico de admisión, con puertas y áreas de acceso concretas que faciliten y organicen la entrada a los recintos.

Otro punto de interés es el referido al control del aforo máximo en los recintos que acogen este tipo de eventos. Cuando la aglomeración supere las 2.000 personas, los controles pasan a realizarse de manera obligatoria a través de sistemas de conteo y control de afluencia.

Por último, las dimensiones mínimas exigibles de los vestuarios serán, desde ahora, de 40 metros cuadrados en instalaciones con 100 metros cuadrados de espacio útil y de 25 metros cuadrados por vestuario si el aforo total supera las 50 personas.

Fotos

Vídeos