El Consell pide a Fomento que reduzca la huerta afectada por la V-21

El ministerio se compromete a estudiar las peticiones, entre las que figura una parada de bus para Port Saplaya

I. DOMINGO VALENCIA.

Buena sintonía entre el Consell y el Ministerio de Fomento, que se comprometió ayer a estudiar las peticiones de la Conselleria de Obras Públicas sobre el proyecto de ampliación del tercer carril de la V-21 entre Port Saplaya y Valencia, que el departamento que dirige José Luis Ábalos tiene previsto iniciar de forma «inminente» según confirmaron el pasado viernes.

Al mismo tiempo, se revisará el proyecto para atender las peticiones realizadas por los ayuntamientos afectados y también por la Generalitat, que ayer puso sobre la mesa las propuestas, entre ellas, «la necesidad de reducir al máximo la ocupación de la huerta», según explicó el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, tras reunirse con la subdirectora general de Construcción de Carreteras, Camino Arce, acompañado por el jefe de la Demarcación de Carreteras de la Comunitat, José Vicente Pedrola.

Según Domingo, «desde el ministerio se han mostrado muy sensibles y van a analizar esta cuestión ya que ven ciertas posibilidades de poder llevarlo a cabo». El equipo ministerial se mostró «muy receptivo a la necesidad de que ese acceso a Valencia sea ocupado por el máximo de personas, no tanto por el máximo de coches», aspecto en el que Domingo recordó que la tendencia actual es que existan carriles para transporte público o vehículos de alta ocupación (denominados bus VAO).

Sobre la mesa de Fomento también se puso el efecto barrera entre los dos lados de la autovía para peatones y ciclistas o la resolución de los problemas de Port Saplaya, cuyos vecinos reivindican una parada de autobús, propuestas que serán igualmente estudiadas.

El representante de la conselleria destacó «la voluntad del actual Gobierno central de escuchar» las peticiones y avanzó que habrá una próxima reunión una vez Fomento las haya analizado.

Fotos

Vídeos