El Consell dice que saldará la deuda con los centros de discapacitados este año

Igualdad se compromete a abonar los primeros cuatro meses de 2018 este septiembre y el resto antes de diciembre

LUCÍA JULIÁ VALENCIA.

La Dirección General de Diversidad Funcional de la Generalitat Valenciana se reunió ayer, a primera hora de la mañana, con COPAVA, la Coordinadora de Recursos de Atención a Personas con Diversidad Funcional Intelectual de la Comunitat, para explicar el porqué de los impagos del Consell al colectivo de trabajadores que asisten a las personas con diversidad funcional.

Desde que comenzó el 2018, las ayudas sociales prometidas por la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas, con la vicepresidenta Mónica Oltra a la cabeza, no han llegado a los centros de atención de discapacitados. Esto es, las entidades de asistencia a personas con diversidad funcional llevan nueve meses sin percibir las subvenciones, y el cálculo de esta deuda es superior a los 20 millones de euros, según concretó COPAVA.

En la reunión, la Conselleria manifestó su intención de ponerse al día con el sector y expresó su deseo de haber saldado la deuda para diciembre. Aunque atribuyó el problema a las gestiones burocráticas que dificultan la agilidad del proceso. Por el momento, según declaró, desde el pasado viernes todas las entidades ya cobraron las mensualidades correspondientes a los dos primeros meses del año, enero y febrero.

Además, la administración ya ha empezado a abonar la cantidad de los meses de marzo y abril a algunos centros, e hizo su promesa de pagar a todos estos dos meses antes de finalizar septiembre. Del mismo modo, la Conselleria también reveló que informaría semanalmente a la coordinadora para que las entidades puedan estar al corriente de la situación de pagos.

Por su parte, COPAVA exigió acelerar el proceso porque «dependemos de que ese dinero (el del Consell) entre cuando tiene que entrar porque somos entidades sin ánimo de lucro», explicó Julián Oviedo, vocal de la junta directiva. Desde la plataforma social sostienen que los centros están sufriendo una gran inestabilidad económica, ya que han tenido que solicitar créditos bancarios para dar servicio durante estos meses y, a fecha de hoy, estos ya están agotados.

«Tenemos deudas pendientes que debemos cubrir», declaró Oviedo, pero «los retrasos del Consell están siendo largos y a las entidades nos están ahogando», afirmó. A su juicio, las administraciones se echan la culpa entre sí, pues Igualdad acusó a Hacienda del retraso, y «aunque queremos creer que sí están trabajando, tenemos la sensación de ser una moneda de cambio», confesó.

Durante todo agosto, la entidad que engloba a monitores, educadores y otros especialistas lleva realizando gestiones para conseguir una solución al problema. De hecho, en julio ya notificó a Conselleria su propósito de tomar cartas en el asunto y emprender acciones de queja si tras el verano continuaban sin cobrar las subvenciones.

Medidas de los afectados

Aunque COPAVA tenía previsto cumplir con su aviso de protesta y realizar una concentración ante la Ciudad Administrativa Nou d'Octubre ayer, las lluvias obligaron a suspenderla. No obstante, Oviedo reveló la voluntad de la plataforma social por solicitar una nueva manifestación para el próximo lunes 24 de septiembre. Asimismo, algunas de las entidades asociadas también tienen previsto movilizarse de forma individual «para hacer más visible» el problema.

Los centros que atienden a personas con diversidad funcional en la Comunitat, casi medio centenar, dan asistencia a cerca de 2.000 discapacitados, una labor que realizan unos 800 trabajadores. Estas cifras corroboran la dimensión del problema de impagos. Ahora bien, según señala COPAVA, a pesar de la situación actual, no se ha visto afectada la atención que reciben las personas con diversidad funcional.

Fotos

Vídeos