El Consell celebra la eliminación de barracones pese a que la mitad de las obras no han empezado

Barracones en un colegio de la Comunitat /LP
Barracones en un colegio de la Comunitat / LP

Oltra señala que la retirada de las aulas provisionales está «en vías de solución» y ya no es «una cuestión preocupante»

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

Las primeras horas del curso 2018-2019 se han desarrollado sin incidencias importantes después de que el temporal haya dado una tregua. El conseller Vicent Marzà, junto a la vicepresidenta Mónica Oltra, han elegido el colegio Jaume I de Paiporta para hacer la visita tradicional del primer día lectivo. Tras recorrer varias aulas y conocer aspectos de su proyecto educativo, han destacado ante los medios la apuesta realizada por la enseñanza pública y han defendido el avance en la eliminación de barracones.

Tanto Marzà como Oltra han señalado que el curso comienza con 4.000 alumnos en colegios conformados íntegramente en barracones frente a los 8.000 que se encontraron cuando llegaron a la Generalitat -en enero de 2016 la cifra oficial era de 7.080- y han puesto en valor las actuaciones realizadas. De los 25 colegios conformados únicamente por módulos provisionales, diez están terminados (varios de ellos licitados con el PP) y tres en ejecución contando el Regina Violant de Almassora, paralizado desde enero de 2017. Los doce restantes se encuentran en diferentes fases administrativas, la gran mayoría todavía sin salir a concurso. La estimación inicial que dio el Consell, al principio de este mandato era que todas las obras habrían empezado, como tarde, durante el primer semestre de 2017.

Preguntado por la situación de los barracones, Marzà ha señalado que este curso se inauguran centros en Ibi, Orihuela (íntegramente en barracones), San Fulgencio (completamente en prefabricadas), Sagunto (Infantil en barracones) o Xirivella, y ha añadido que hay «decenas en marcha», pues no sólo se han atendido las urgencias de los íntegramente en barracones.

«Teníamos más de 8.000 alumnos y ahora hay cuatro mil que ya entran en aulas dignas, y el resto tienen sus centros en construcción o a punto de empezar el proceso de la construcción«, ha añadido. »Hemos estado avanzando muchísimo en centros que llevaban diez, doce o veinte años en barracones, algunos sin los planos hechos, y se ha puesto la maquinaria en marcha para que fuera todo mucho más rápido«.

También ha dado datos, comparando los 15 millones adjudicados en obras en 2014 (con el PP) frente a los 90 de los actuales responsables. Además ha dicho que no serán «triunfalistas» si bien, preguntado por la promesa de acabar con los centros íntegramente en barracones en esta legislatura, ha añadido que «están en camino», pues la mayoría de los colegios donde no se han comenzado los trabajos «están en proceso de adjudicación y tendrán empresa asignada en el momento en que se acuerde con la comunidad educativa». Es decir, para no interferir en el desarrollo de las clases. «Si está adjudicado y hay que esperar a vacaciones esperaremos, no vamos a tirar fuera a los niños para inaugurar», ha señalado.

Oltra, por su parte, ha defendido que la cuestión «está en vías de solución». «Los agoreros decían que no íbamos a arreglar todos los barracones. No nos dieron una varita mágica para hacerlo pero la mitad ya están y el resto está en vías de solución, eso no es ahora preocupante porque además, con el programa Edificant, lo que queda se hará y lo que hace falta es tiempo para poder construir los centros«. »Está en vías de solución así que no nos preocupa, el tema de los barracones es una carpeta cerrada. Lo que falta es construirlos, pero la voluntad está ahí, la inversión está ahí y los colegios comienzan a estar ahí», ha concluido.

Más información sobre el inicio del curso escolar

Fotos

Vídeos