Conmoción en Alaquàs: «¡Cierra la ventana y no salgas. Hay un terrorista en la finca!»

Los operarios durante el dispositivo de ayer en Alaquàs./M. Molines
Los operarios durante el dispositivo de ayer en Alaquàs. / M. Molines

Los vecinos de la localidad sospechaban desde un principio que podía tratarse de una operación antiterrorista

VANESSA HERNÁNDEZValencia

Varios de los vecinos que se congregaron ayer en la avenida del Paìs Valencià de Alaquàs afirmaron que sospechaban desde un principio que podía tratarse de una operación antiterrorista. «Cuando he visto a tantos policías en el portal lo primero que he pensado es que iban a detener a un yihadista», señaló Vicente R.

«En esta finca hay mucho trasiego de magrebíes», añadió. El hombre se asustó mucho cuando escuchó a una vecina gritar: «¡Cierra la ventana y no salgas. Hay un terrorista en la finca!». Otra mujer que reside en el mismo edificio manifestó que el hombre detenido llegó a la vivienda hace varios meses con su familia. «Son un matrimonio amable que no ha causado ningún problema de convivencia», señaló.

Los vecinos de Alaquàs vivieron con miedoy expectación el despliegue policial trasla alarma provocada por informaciones falsas

A Manuela le sorprendió el operativo policial cuando estaba en una sucursal bancaria. «Estaba aquí en el banco y me han dicho que saliera porque lo iban a cerrar», afirmó la mujer. La alcaldesa de Alaquàs, Elvira García, se trasladó al lugar tras ser informada de la operación antiterrorista para agradecer la gran labor de la policía y tranquilizar a los vecinos. «Alaquàs es una localidad con una gran convivencia y debemos estar tranquilos», dijo la alcaldesa. «Es un una pena que la localidad tenga este alcance nacional por estos motivos», añadió.

Además, según un vecino de Alaquàs, en esta misma finca ya se registró hace tiempo otra vivienda por tráfico de drogas. Un edificio que, según fuentes municipales, tiene un 'piso patera' donde residen inmigrantes indocumentados desde hace tiempo. «Los inquilinos vienen y se van constantemente», aseguraron las mismas fuentes.

En este sentido, muchos curiosos de la localidad permanecieron durante horas tras el cordón policial en la calle Cádiz. Algunos se mostraron muy nerviosos porque durante las primeras horas de la mañana se difundió un bulo de la existencia de explosivos en la finca y un terrorista atrincherado. Esta información falsa provocó una gran alarma social entre los vecinos del municipio, pero el hecho de que la policía no desalojara el edificio donde se hallaba el detenido tranquilizó a los vecinos.

El Ayuntamiento de Alaquàs recomendó que no se compartan ni difundan informaciones no contrastadas ni falsedades que «puedan generar alarma social», y remitió a los canales de comunicación oficiales de la policía y el Ministerio del Interior.

Una gran número de vecinos de Alaquàs estuvieron durante varias horas a pie de calle pendientes de la operación antiterrorista. Uno de ellos aseguró que su sobrino fue víctima el año pasado de un supuesto intento de adoctrinamiento yihadista a través de WhatsApp. «La policía tiene el móvil de mi sobrino para investigar la procedencia de los vídeos y mensajes que le enviaron», explicó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos