La Comunitat lidera el número de trabajadores afectados por un ERE en España

Una oficina del Inem en Alicante./Carlos Rodríguez
Una oficina del Inem en Alicante. / Carlos Rodríguez

La Estadística de Regulación de Empleo publicada por el Ministerio de Trabajo, en relación a los primeros siete meses del año, destaca que la medida más utilizada fue la suspensión de contrato

EFEMadrid

La Comunitat Valenciana fue la autonomía española con más trabajadores inmersos en expedientes de regulación de empleo (ERE) en los siete primeros meses del año, un total de 14.870, de los que 13.615 fueron suspensiones de contrato.

A nivel nacional, el número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) ascendió a 44.745 en los siete primeros meses del año, un 40% más que en el mismo periodo de 2018, debido al importante incremento de las suspensiones de contrato.

De acuerdo con la Estadística de Regulación de Empleo publicada por el Ministerio de Trabajo, 1.304 empresas emprendieron este tipo de medidas entre enero y julio, 8 menos que en 2018, con 1.678 procedimientos, un 14,6 % menos.

La medida más utilizada fue la suspensión de contrato, que afectó a 28.920 trabajadores, un 74 % más, en tanto que 14.500 empleados formaron parte de despidos colectivos, un 12,8 % más, y a otros 1.325 les aplicaron reducciones de jornada, un 46,7 % menos.

Cifras por sectores

Por sectores, el industrial encabezó la lista con 28.229 afectados por expedientes de regulación de empleo, el 85,3 % más, de los que su mayor parte -22.088- fueron suspensiones de contrato (casi el doble) y se dieron fundamentalmente en empresas de fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques.

Por detrás de la industria se situaron los servicios, con 14.699 afectados (2,8 % menos), sobre todo por los despidos colectivos (8.153) y suspensiones de contratos (5.855).

Los expedientes de la construcción afectaron a 1.350 trabajadores, un 28,3 % más; en tanto que en la agricultura hubo 467 empleados, el 15,4 % menos.

Por actividades, más de la mitad de los afectados se concentraron en la industria manufacturera (27.607 trabajadores), seguida ya de lejos por los de la hostelería (2.873), el comercio mayorista y minorista (2.605), y las actividades administrativas y servicios auxiliares (2.321).

Las comunidades autónomas con más trabajadores inmersos en expedientes de regulación de empleo fueron la Comunidad Valenciana (14.870, de los que 13.615 fueron suspensiones de contratos), Madrid (6.283) y Cataluña (5.945).

En cambio, el menor número se dio en La Rioja (73) y Extremadura (233), además de Ceuta y Melilla (51).