La Comunitat ya acumula este año siete investigaciones por agresiones sexuales en grupo

La Comunitat ya acumula este año siete investigaciones por agresiones sexuales en grupo

Las denuncias a las manadas se han registrado en la Safor, Castellón, la Marina, Burriana, la Vila Joiosa, Callosa y Orihuela

J. A. MARRAHÍ Valencia

Víctimas de entre 15 y 35 años tratadas como objetos por manadas de entre dos y nueve hombres, algunos de ellos menores. Así se esboza el perfil de las agresiones sexuales múltiples en la Comunitat Valenciana, un triste fenómeno delictivo que se revela en auge a tenor de las cifras y los últimos casos que están trascendiendo. El de Gandia, el de las fiestas de la Magdalena, el de la Marina o el de Callosa d'En Sarrià son sólo los más recientes en una lista de la vergüenza que no para de engrosar.

El Ministerio del Interior aporta una visión multifocal de la delincuencia en sus estadísticas públicas e informes anuales. Sin embargo, en sus cifras de delitos contra la libertad sexual no recopila datos que arrojen luz sobre la frecuencia de las agresiones grupales. Tampoco lo hace la Fiscalía en sus memorias. El único organismo que arroja algo de luz sobre la magnitud del problema es la plataforma Feminicidio. Publica en internet su contabilidad de estos casos a través de su proyecto Geoviolencia Sexual (geoviolenciasexual.com) en el que sitúa en el tiempo y en el mapa las agresiones sexuales múltiples acaecidas desde 2016 gracias a una continua labor de hemeroteca en toda España.

Según sus datos, desde ese año ha habido casi una veintena de denuncias o casos con arrestos en la Comunitat Valenciana. Siete de las agresiones se han producido o conocido en los últimos cinco meses: al caso investigado en Gandia hay que sumar el que se conoció en las fiestas de la Magdalena, en Castellón. Fue a finales de marzo. La Policía Nacional arrestaron a seis sospechosos e identificaron a otros dos tras las denuncias de dos víctimas, entre ellas una chica de 17 años.

Poco antes se había conocido la agresión que denunció una menor en unmunicipio de la Marina, con tres sospechosos menores. Al parecer se produjo en verano del año pasado, pero la víctima decidió ponerlo en conocimiento de la policía a principios de marzo.

El año arrancó con el terrible caso de Callosa, con una víctima de 19 ños y cuatro encausados. Se sumó después el ataque de dos hombres a una menor de 17 años en Burriana, la trabajadora de un hospital alicantino abordada por dos hombres cuando salía de trabajar del centro y la violación a una mujer discapacitada por parte de dos individuos en Orihuela.

Agresiones sexuales en la Comunitat