9 claves para evitar sobresaltos en la admisión de alumnos

9 claves para evitar sobresaltos en la admisión de alumnos

El proceso que se inicia hoy se prolongará hasta el jueves 24 de mayo

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

La admisión de alumnos suele ser un proceso complicado para las familias que se estrenan, es decir, que llevan a sus hijos por primera vez al colegio. Aunque los sobresaltos son inevitables, sobre todo cuando se conocen las listas de admitidos y nuestro hijo no está en el centro deseado, sí es posible evitar errores graves disponiendo de toda la información posible. Incluso se pueden calcular los puntos que se conseguirán, y por tanto, sondear las posibilidades de entrar si se conoce el umbral fijado en años anteriores, aunque no es una ciencia exacta. Estas son algunas claves para el proceso que se prolongará hasta el jueves 24 de mayo.

1. La solicitud

Está disponible en cualquier centro, aunque los ayuntamientos suelen enviarla a los domicilios donde figura empadronado un niño que inicia su escolarización. El curso que viene entrarán por primera vez al colegio los nacidos en 2015 (en el caso de 1º de Infantil) o los nacidos en 2016 (en el caso de las aulas de dos años).

La solicitud permite elegir diez centros. Es importante no limitarse a uno o dos, sino agotar más opciones, pues en caso de no entrar en ninguno de los seleccionados el niño será escolarizado de oficio en los colegios del municipio o la zona de influencia donde queden plazas libres al final del procedimiento. Además, se presenta una única solicitud en el centro elegido en la primera opción. Presentar varias instancias implica la escolarización de oficio.

2. Los puntos

La web de la Conselleria de Educación (www.ceice.gva.es) ofrece toda la información necesaria sobre los puntos que se suman en caso de baremación, así como la documentación a aportar. En los últimos años, tras la eliminación de los puntos por antiguo alumno y el que daba el centro, la renta (que permite sumar dos) se ha convertido en un elemento diferenciador. Si se solicita se debe presentar un modelo oficial, además de los habituales, y el cálculo lo hará el centro o la comisión de escolarización de manera automática, aunque las familias también pueden hacerlo.

Para obtenerlos es necesario que la renta familiar anual sea igual o inferior a dos veces el Iprem, que supone un importe máximo de 14.910,28 euros. Se puede saber si se cumple este parámetro mirando la declaración de la renta de 2016, exactamente las casillas 455 (en rentas individuales) o 465 (conjuntas). Hay que tener en cuenta que estos valores deben dividirse entre todos los miembros de la unidad familiar, y el dato resultante es el que debe quedar por debajo de los 14.910,28 euros.

3. La baremación

Es simultánea y sin prioridades. Con el modelo anterior del PP competían en igualdad los alumnos que habían solicitado el centro en primera opción, con prioridad respecto al resto. De hecho, una solicitud que elegía ese mismo centro como segunda opción, aunque sumara más puntos que los que lo seleccionaron en la primera opción, quedaba ordenado detrás. Ese modelo de organización ha desaparecido y el criterio único es la suma de los puntos. El orden de elección de la solicitud básicamente sirve para establecer qué colegio se prefiere respecto a otro, y por tanto, el primero en el que se calcularán las opciones de admisión.

4. Sorteo

La baremación –el cálculo de los puntos que suman todos los aspirantes– sólo se activa si hay más solicitudes de acceso que plazas disponibles. En caso de empate se aplican criterios para deshacerlos, por ejemplo, priorizando las solicitudes de niños con hermanos en el centro o en función de la renta. Si persisten, que es lo habitual, entra en acción la letra del primer apellido, que se decide mediante un sorteo público. Para el curso que viene ha salido la U. Niños apellidados Useros serán 'privilegiados' en este sentido.

5. Aulas de dos años

Los centros públicos que tiene aulas de dos años, cada vez más numerosos, se rigen por las mismas normas de admisión y el mismo calendario. Conseguir plaza implica tener acceso automático para el ejercicio siguiente, es decir, para el segundo ciclo de Infantil, que es la etapa habitual de acceso al colegio.

En cuanto a las aulas de las escuelas infantiles municipales, también gratuitas a partir del curso que viene para este tramo de edad, el calendario depende de los ayuntamientos, aunque lo lógico es que coincida con el general. En cuanto a las normas de admisión, deben tener de base la legislación autonómica, aunque los municipios pueden determinar criterios adicionales de carácter social.

6. Información

Todos los centros ofrecen información, en el tablón de anuncios, sobre las plazas vacantes ofertadas en la admisión, el proyecto educativo y el programa lingüístico, además de las áreas de influencia.

En cualquier caso, la web de la conselleria también permite consultar parte de esta. En el apartado específico sobre la admisión (http://www.ceice.gva.es/web/admision-alumnado) se puede acceder a las vacantes de centros concretos y al peso que se da a cada una de las lenguas. Un consejo. Si en el caso de Infantil aparecen dos asteriscos, que remiten a que se aplica un proyecto experimental, con toda seguridad se refiere a un programa de inmersión, es decir, que se retrasa la exposición de una de las lenguas oficiales (normalmente el castellano) hasta Primaria. Para confirmarlo se debe consultar directamente con el centro. También puede tratarse de un colegio que da más peso al inglés del permitido por regla general.

7. Jornada continua

Si la familia considera que es un factor a tener en cuenta, puede saberlo o consultando al centro o mirando la guía de centros docentes de la Generalitat (http://www.ceice.gva.es/web/centros-docentes/guia-de-centros-docentes). Incluye una pestaña donde se informa de qué modelo se aplica.

8. Embarazo

Aunque el decreto y la orden que regulan la admisión recogen que el hijo no nacido se tiene en cuenta a la hora de calcular los puntos por renta familiar o condición de familia numerosa, estos artículos están derogados. El motivo de que aparezca esta idea es que estas normas se aprobaron con la Ley de Protección de la Maternidad en vigor, aunque ya está tumbada.

9. Trampas

Si una familia hace trampas (la más habitual es el empadronamiento ficticio para sumar los puntos por proximidad) las consecuencias son graves, incluso pueden llegar al ámbito judicial. En el administrativo, la dirección territorial puede determinar la pérdida de la plaza incluso en cursos sucesivos. Cabe recordar que las listas de admitidos incluyen la información de los puntos obtenidos por todos los que aparecen. Por lo tanto, se puede saber qué familia ha tenido los de proximidad o renta. Con otras palabras, dan pistas sobre posibles irregularidades y pueden servir de prueba para denuncias en caso de que una familia haya resultado perjudicada y tome medidas.

 

Fotos

Vídeos