Medio Ambiente amplía la caza de especies que dañan cultivos

La nueva orden flexibiliza las condiciones para controlar la población de jabalíes y vuelve a permitir la eliminación de arruíes

J. S.Valencia

Los cazadores respiran un año más tranquilos. Justo al inicio de la temporada, la Conselleria de Agricultura y Emergencia Climática publicó en el Diari Oficial de ayer la orden que regula la actividad cinegética en la Comunitat. La resolución establece varias novedades marcadas por la expansión de algunas especies y la necesidad de controlar su proliferación.

La nueva regulación flexibiliza las condiciones para la caza de jabalíes, una de las especies que se está extendiendo sin control por el monte valenciano y que está dañando campos de cultivo y provocando accidentes de tráfico. Además, la Conselleria ha vuelto a permitir la caza del arruí que está siendo especialmente dañino en varios puntos de la provincia de Alicante.

Fuentes de la Federación de Caza explicaron que la posición de la Conselleria de Emergencia Climática está variando «por la fuerza de los hechos». «Somos los únicos depredadores de algunas especies que se están extendiendo», señalaron. En este sentido, explicaron que en un par de años el problema que hoy se tiene con los jabalíes se repetirá con otras especies como la cabra montesa o el corzo. El despoblamiento rural, el abandono de los cultivos y el descenso en el número de cazadores se presentan como algunas de las causas que están provocando el incremento sin control de estas especies, según los expertos.

Los cazadores critican que se haya introducido una moratoria de un año para la tórtola europea

Cada vez son más los problemas que están creando la proliferación del jabalí. Desde la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) señalaron que los daños provocados por estos animales y por los conejos cada vez son mayores.

La orden flexibiliza las condiciones para su caza. Emergencia Climática permite que se realicen batidas durante todo el año en algunas modalidades como la de espera y en otras prolonga el periodo en la que se pueden abatir ejemplares de esta especie.

La Generalitat vuelve a permitir la caza del arruí que había estado vetada durante los últimos años «con el fin de evitar su expansión». Para ello establece una zona de exclusión en la que se puede abatir cualquier ejemplar que se detecte y en otra área limita el número de los que se pueden matar.

La población de esta especie, introducida en España en los años setenta, se concentra fundamentalmente en el norte de la provincia de Alicante, especialmente en las comarcas de l'Alcoià, Alto Vinalopó la Marina Alta y Baja.

El presidente de la Federación de Caza valenciana, Raúl Esteban, explicó ayer que la orden ha sido consensuada en el consejo de participación, aunque criticó el año de moratoria que se ha establecido a la tórtola europea. «La Comunitat va a ser la única autonomía española en la que no se podrá cazar esta temporada», lamentó Esteban.