El catedrático sin título del grado superior de dolçaina ya tiene a los cuatro alumnos del curso

Dos 'dolçainers' durante un acto. / /JUANJO MONZÓ
Dos 'dolçainers' durante un acto. / / JUANJO MONZÓ

Dos de los alumnos tienen una vinculación clara con Xavier Richart -asesor en las pruebas de la bolsa de trabajo para catedrático- ya que entre los tres escribieron el método elemental de dolçaina

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El grado superior de dolçaina ya tiene a los cuatro alumnos que iniciarán el primer curso en el Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo de Valencia. Los aspirantes se examinaron ayer ante su futuro profesor, Pasqual Salort, que en junio aspiraba a ser un alumno más y que pocos meses después se convirtió en el catedrático del grado sin la titulación mínima para impartir el curso. Un docente del superior de dolçaina sin el título superior de la especialidad.

Junto a Salort, que ejerció de secretario, estuvo como vocal en la comisión evaluadora Jordi Reig, el responsable de la bolsa de trabajo de catedrático de dolçaina que decidió excluir o suspender a todas aquellas que se presentaron a la prueba. En ese proceso de selección, Reig contó con Xavier Richart como asesor y con Joaquín Gericó como vocal. Gericó fue ayer el presidente de la comisión evaluadora.

Cristina Martí Morell (8,88) y Rafael Soriano García (6,91) lograron dos de las tres mejores notas. Ambos tienen una vinculación clara con Xavier Richart -asesor en las pruebas de la bolsa de trabajo para catedrático- ya que entre los tres escribieron el método elemental de dolçaina. Richart es la persona que Jordi Reig propuso en un principio para ser catedrático de la especialidad aunque no tenía el superior de dolçaina ni máster ni capacitación. Reig intentó que Richart llegara al cargo de docente por la vía de la comisión de servicios para evitar posibles impugnaciones.

Cristina Martí ha logrado con mucha diferencia las notas más altas para acceder al superior de dolçaina con un 8 en interpretación, un 8,5 en análisis y un 9 en lectura a vista.

Las otras dos plazas para el grado superior las cubrirán Antonio Salvador Climent (6,98) y Carla Arocas Esteve (6,76). De los onces aspirantes a una de las cuatro plazas del grado superior tres no se presentaron a la prueba. El examen se realizó a lo largo de la mañana de ayer en el aula 109 del Conservatorio Superior de Valencia. Pasqual Salort, el catedrático sin título, ya tiene a los alumnos a los que deberá dar clase a partir de este curso.

 

Fotos

Vídeos