Suspenso a las carreteras valencianas por el mal estado del firme y la señalización

Firme en mal estado en una carretera. /
Firme en mal estado en una carretera.

La inversión necesaria en las tres provincias para adecuarlas ascendería a 401 millones de euros

Jaume Lita
JAUME LITA

Las carreteras de la Comunitat Valenciana han pasado un duro examen. Señalizaciones verticales, horizontales, barreras de seguridad, elementos de balizamiento y estado del firme. Elementos esenciales que su correcta puesta a punto ayudarían a evitar una gran parte de los accidentes que se producen en las vías. Para que las carreteras de la Comunitat Valenciana, tanto estatales, autonómicas y provinciales, estuvieran en perfecto estado para el tráfico se necesitarían 401 millones de euros en inversión, o lo que es lo mismo un total de 85.552 euros por kilómetro. Los datos referentes a la Comunitat no dejan muy buena nota aunque se mejora el estado de la media nacional.

La Asociación Española de la Carretera ha dado a conocer los datos relativos al estudio completo de las carreteras en España. Según este estudio, el estado de las carreteras valencianas es deficiente y empeora respecto a 2015. Actualmente las vías de la Comunitat consiguen 165 puntos superando la media nacional que se sitúa en 136. A partir de 200 puntos el estado es 'aceptable' y 'buena' es entre 300 y 400 puntos. Hace 3 años las carreteras valencianas conseguían 180 puntos, por lo que cuando se analizaron en 2017 la puntuación de su estado ha perdido 44 puntos de eficiencia.

Pero el estado de las carreteras no es el único punto de análisis en el que se empeora en 2017 respecto 2015. La señalización horizontal consigue la calificación de 'aceptable' con un 5,8 (sobre 10) pese a experimentar una caída de casi 2 puntos respecto 2015 y ser el único punto por debajo de la media nacional (5,9). El elemento que mejor valoración obtiene son los elementos de balizamiento: 'bueno' gracias a su 7,9 (más de un punto por encima de la media 6,7). Entre subidas y bajas el estudio señala que la señalización vertical consigue la misma nota (4,8) que en 2015 con una calificación de 'deficiente'.

La conclusión valenciana es que tanto las carreteras del estado como las provinciales y autonómicas empeoran en el último estudio comparadas con en el examen de 2015. Para revertir esta situación y que las vías de la Comunitat presentaran un aspecto óptimo sería necesaria una inversión de 401 millones de euros, o lo que es lo mismo, invertir 85.552 euros por kilómetro.

A nivel nacional, el estudio de la Asociación Española de la Carretera apunta que «es necesario repintar las marcas viales en 30.000 kilómetros de carreteras de España«. El 90% se corresponden con vías autonómicas y provinciales y el resto del Estado. En este punto se valora la necesidad de una inversión de 56 millones de euros. Además, se puntualiza que 70.000 señales de tráfico en carretera superan los 7 años desde su instalación y que sería preciso cambiar 370.000.

Respecto a la luz en las carreteras españolas, el 90% de las luminarias en funcionamiento no iluminan adecuadamente, y el 53% generan claroscuros. Solo el 10% cumplen su función de forma correcta. Ese 90% incluye que el 72% tienen una luz incorrecta por insuficiente mientras que el restante 18% es por exceso de luz.

A nivel nacional, la inversión para solucionar todas las deficiencias mostradas en el estudio ascendería a los 7.000 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos