La Cardenal Herrera prepara el relevo

La rectora Rosa Visiedo, en el Seminario de Moncada. / jesús signes
La rectora Rosa Visiedo, en el Seminario de Moncada. / jesús signes

Las normas internas impiden continuar a Visiedo, que ultima su segundo mandato | Los patronatos que deben nombrar al nuevo rector se reúnen este fin de semana y suena el nombre de Vicente Navarro de Luján

J. BATISTA

valencia. La Universidad CEU Cardenal Herrera (UCH), la privada más antigua de la Comunitat, se prepara para una nueva etapa tras la era de Rosa Visiedo, la rectora que accedió al cargo en octubre de 2011 convirtiéndose en la primera mujer en dirigir una institución académica valenciana. Las normas de organización establecen que sólo se pueden desempeñar dos mandatos consecutivos, que en el caso de esta doctora y licenciada en Ciencias de la Información se cumplen en breve, con el arranque del curso.

El hecho de que los patronatos de la universidad y el de la Fundación CEU San Pablo, entidad titular de la institución, se reúnan mañana ha disparado todo tipo de rumores en las instalaciones de Moncada y Alfara. Hay quinielas, y según las fuentes que ha podido consultar LAS PROVINCIAS, el nombre que suena para tomar el testigo es el del profesor Vicente Navarro de Luján, actual director de Proyección Cultural y Social y uno de los padres promotores de la universidad actual. Sería un broche de oro a una carrera vinculada casi de manera constante al CEU. Es el candidato que gusta a la Asociación Católica de Propagandistas (Acdp), que tiene mucho que decir al ser la universidad una obra de esta organización cristiana, que está detrás de una de las ofertas privadas más grandes de España, con más de 200 enseñanzas oficiales en todos los niveles.

Las fuentes consultadas no aseguran que el nombramiento llegue ya, pues cabría la opción de que se dejase para el siguiente encuentro del patronato de la universidad, el que tiene la función de designar al rector, aunque es seguro que el relevo estará encima de la mesa.

Los mandatos de Visiedo se han caracterizado por la estabilidad. Ha estado ocho años al frente de la institución, más que cualquiera de su antecesores, y en 2015 se le renovó en el cargo sin estridencias, síntoma de que superó con nota las expectativas del patronato y de la Acdp. En este tiempo se ha consolidado el carácter internacional de la UCH -el 30% del alumnado de grado es de otros países- y se han desarrollado nuevos estudios de Ciencias de la Salud como Medicina y las líneas vehiculadas parciamente en inglés y francés. En el terreno de las infraestructuras se está ultimando la ampliación del campus en Alfara, con una inversión en los últimos años de más de 30 millones. También ha tenido que lidiar con la política educativa, como la exclusión de sus alumnos de las becas autonómicas y de las prácticas sanitarias.

Navarro de Luján, por su parte, dirigió el centro CEU San Pablo, germen de la universidad actual en cuyo impulso tuvo un papel determinante. También fue director general de Cultura en el Consell preautonómico y director general del Libro y de la Biblioteca Valenciana.