Cañizares apela a un pacto educativo global que renueve la sociedad

S. V.

valencia. El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, apeló ayer en la inauguración del Congreso Internacional de la Cátedra Scholas Ocurrentes de la Universidad Católica de Valencia (UCV) a «unificar y agrupar a la sociedad en torno al pacto educativo y a desarrollarlo, pues ya existe en el artículo 27 de la Constitución».

En este encuentro, Cañizares indicó que «si hay partidos y grupos sociales en contra de un pacto es porque no educan. Nosotros agradecemos que este pacto educativo sea también para la ciudadanía global, para el cambio cultural y para llevar a cabo sencillamente la renovación de nuestra sociedad: una humanidad nueva hecha de hombres y mujeres nuevos».

En la apertura del congreso han participado también el director mundial de la Fundación Pontificia Scholas Ocurrentes, cardenal Gianfranco Ravasi; José María del Corral, el rector de la UCV, José Manuel Pagán; y la directora de la Cátedra Abierta Scholas Ocurrentes UCV, Yolanda Ruiz.

El rector de la UCV aseguró que hablar «de educación y bien común hoy, más que una oportunidad, es una necesidad. La realidad que vivimos nos empuja a exigir la libertad de enseñanza en sentido amplio, que integra el derecho de los padres como responsables primeros e insustituibles de la educación de los hijos a elegir el centro que quieren, pero sobre todo, un derecho que les garantice educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas».

La directora del congreso, Yolanda Ruiz, dijo que «queremos ser un espacio y una voz que promueva en la comunidad educativa, y especialmente en los jóvenes, estilos de vida que les permitan intervenir sobre la realidad para transformarla desde un modelo sustentado en el humanismo cristiano. Es esencial volver a las raíces de la persona».