Bomberos forestales inician una huelga indefinida

EFE VALENCIA.

Los bomberos forestales de la empresa pública Tragsa iniciaron ayer una huelga indefinida para exigir al Ministerio de Hacienda que emita la orden de pago que haga efectiva la adecuación de su salario al convenio colectivo de 2018 y a sus nuevas funciones.

Miembros de este colectivo se concentraron en la Ciudad Administrativa Nou d'Octubre de València para protestar por su situación, y exigir al Ministerio que «establezca plazos» y cumpla los compromisos adquiridos el 16 de febrero en la Propuesta de Acuerdo sobre la revisión parcial del sexto convenio colectivo del servicio de bomberos forestales de la Comunitat.

Según José Vicente López, representante sindical de CGT-PV en Tragsa, el jueves se celebró una reunión del Tribunal de Arbitraje, en la que la empresa pidió la desconvocatoria de la huelga «a cambio de que firmáramos y ultimáramos las modificaciones» en el convenio.

Los representantes de los trabajadores, asegura López, manifestaron que mantendrían la huelga indefinida hasta que haya una voluntad política «real» del cumplimiento de los compromisos adquiridos, que pasa por el establecimiento de plazos y la orden de pago de los cambios salariales.

La empresa, por su parte, se comprometió a remitir a las autoridades pertinentes el acuerdo alcanzado el pasado mes de febrero que revisa los salarios, sujetos a la autorización de la Comisión de Seguimiento de la Negociación Colectiva en la Empresas Públicas y a un informe favorable de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos.

El colectivo de bomberos forestales de Tragsa pide asimismo a la Generalitat que «presione al Gobierno central» y se agilicen los trámites para que sus compromisos «se cumplan».

Fotos

Vídeos