Las ayudas del Consell por el incendio de Cortes sólo cubren un tercio de los daños

Un afectado por el incendio, en 2012, en Dos Aguas. / F. garcía
Un afectado por el incendio, en 2012, en Dos Aguas. / F. garcía

Los afectados por el fuego recibieron casi un millón cuando el peritaje judicial ha fijado en tres el valor de las pérdidas a causa de las llamas

J. A. MARRAHÍVALENCIA.

Las indemnizaciones públicas de emergencia que llegaron a los afectados del gran incendio de Cortes de Pallás, en su mayoría procedentes de la Generalitat, apenas han cubierto una tercera parte del daño real que causó el fuego a los afectados. Como avanzó este diario, la instrucción sobre el mayor desastre forestal de los últimos años en la Comunitat y en España, que arrasó 30.700 hectáreas en 12 municipios, se acaba de cerrar con la cuantificación definitiva de afectados que reclaman en la causa.

El incendio más devastador en el país durante este siglo se inició en una pequeña casa de campo de Cortes de Pallás el 28 de junio de 2012. Acaba de cumplirse su séptimo aniversario y se originó, según las investigaciones, por una imprudencia: la instalación de unas placas solares por parte de dos operarios en una jornada de elevadas temperaturas y viento de poniente. Una chispa del soldador saltó a la vegetación de la parcela y, de ahí, al resto del monte que rodea la propiedad.

Según el auto judicial que marca el procesamiento de los dos sospechosos, al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, el importe total del dinero que han recibido de la Administración algunos de los más de mil damnificados asciende a casi un millón de euros, en concreto 960.798. Sin embargo, la tasación de daños realizada en los últimos años por los peritos judiciales revela el verdadero valor de los daños. Y esa cifra es de casi tres millones de euros. Dicho de otro modo, la inyección de auxilio económico que ha llegado hasta el momento a los afectados sólo cubre un 32%.

La indemnización palió un 90% del daño real en Yátova, pero sólo un 3% en Carlet

En su auto, la jueza de instrucción 3 de Requena relaciona ambas cantidades, la de tasación y la de indemnización autonómica, tanto por afectados como por municipios y siempre referido a ese millar de damnificados que ahora prevén reclamar cantidades en el proceso judicial. La información es clave para fijar la cantidad exacta que correspondería a cada persona, asociación o empresa en caso de que finalmente se establezca por sentencia un responsable del incendio, ya sean los dos operarios, la empresa para la que trabajaban o su compañía aseguradora.

Además de ese millar de afectados hay varios cientos más contabilizados en el auto judicial. Sin embargo, pese al ofrecimiento de acciones por parte del juzgado requenense han optado por no reclamar. No se especifican las razones que ha llevado a los propietarios a desentenderse del procedimiento. Otros 70 afectados identificados en la investigación judicial no comparecieron ante el juzgado para reclamar, pese a que fueron citados.

Otro punto llamativo es que la proporción de las ayudas de la Generalitat recibidas en relación al daño real varía considerablemente entre los municipios alcanzados por el avance del incendio. Por ejemplo, en Yátova el aporte del Consell cubrió un 90% de las pérdidas de casi 100.000 euros que generó el fuego a sus vecinos. Sin embargo, el dinero que recibieron los perjudicados de Carlet supone un humilde 3% del daño real estimado en este pueblo.

Más