Avalancha de empresas de patinetes y bicicletas frente a la pasividad de Grezzi

Un joven circula con un patinete eléctrico de alquiler en la calle Colón. /M. Molines
Un joven circula con un patinete eléctrico de alquiler en la calle Colón. / M. Molines

Movilidad insiste en que no aprobará los permisos para alquilar vehículos en la calle mientras hoy acuden al Consistorio otras tres compañías

P. MORENO

La aprobación provisional de la ordenanza de Movilidad ha disparado el interés de las empresas de alquiler en la calle de motos, coches, bicicletas y patinetes que quieren implantar su actividad en Valencia. El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, recibe hoy a representantes de otras tres firmas (ya suman diez en total), quienes informan de sus propuestas. A todas les responde sin excepción que la tasa de esta actividad no puede ser aprobada en el pleno sin los informes previos de la concejalía de Espacio Público y la de Movilidad.

Vilar ya urgió este lunes a que el Ayuntamiento dé una solución a esta demanda, aunque no parece que esto vaya a suceder pronto. Fuentes próximas a la primera delegación, gestionada por el concejal Carlos Galiana, indicaron que la parte que corresponde a este servicio está acabada, aunque falta «un trámite» que debe realizar Movilidad. En concreto, se trata de un informe sobre el límite de ocupación, es decir, el número máximo de vehículos de cada tipo que deben salir en alquiler al sumar las empresas, con el propósito de que la regulación evite el riesgo de una saturación de la oferta.

Desde el entorno de la segunda delegación señalaron que «hace tiempo ya se dijo que no se tomará ninguna decisión hasta que el marco regulatorio esté claro», en referencia a la aprobación de la nueva ordenanza de Movilidad, un documento que recibió el visto bueno del pleno el pasado jueves, pero que todavía no se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. A partir de esa fecha habrá un período de treinta días para presentar alegaciones antes de su aprobación final.

Tanto Hacienda como Espacio Público tienen listos los informes que permiten la actividad

Esto supone que la normativa estará lista en las últimas semanas de este mandato, dado el interés provocado por esta normativa. Algunas asociaciones de relevancia como la Federación de Vecinos o la Asociación de Comerciantes del Centro han anunciado su intención de presentar alternativas para algunos artículos de la normativa.

Las mismas fuentes insistieron en que la postura del concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, «no ha cambiado» desde que se pronunció hace tiempo sobre esta cuestión, sin querer valorar las reuniones que concierta el edil de Hacienda con las empresas del sector. Hoy es el turno de Spain Donkey Republic, Public Affairs de Flash y Scoot Networks.

La regulación de todas estas empresas tiene por lo tanto dos tiempos claramente diferenciados en el Consistorio. El grupo socialista quiere darle agilidad, como así ha dicho varias veces la candidata del PSPV a la alcaldía, Sandra Gómez, mientras que Compromís prefiere esperar a la aprobación de la ordenanza.

Las empresas de 'sharing' ya están en funcionamiento en Valencia desde hace tiempo, al cubrir la actual ordenanza todo lo relativo al estacionamiento y circulación de motocicletas, como es obvio. Otra cuestión distinta es lo que ocurre con las bicicletas, los coches eléctricos y los patinetes con el mismo tipo de motor. En este caso existe un vacío legal que impide la actividad.

Vilar señaló que existen varias alternativas para que estas empresas trabajen en Valencia. «Puede ser por concesión para un período largo y con un canon tras un concurso público que pueda dividirse en varios lotes para llegar al máximo número posible de vehículos».

La otra opción es una mera autorización para un plazo más breve, de entre cuatro y cinco años, sólo con el pago de la tasa al Consistorio. Para esto último se ha tomado como referencia lo que se cobra ahora por las mesas y sillas de las terrazas de los bares, además del vado de los garajes para el caso del estacionamiento. «También hay que tener en cuenta la concesión a Valenbisi, que seguramente tiene la exclusividad de este medio de transporte como alquiler en la calle», señaló.

Precisamente una de las empresas que se reunió con Vilar el lunes se dedica al alquiler de bicis y bicicletas eléctricas en la calle. «Las segundas sí que podría ser», apuntó. En todo caso, todo depende del informe de Movilidad acerca del número máximo.

Quejas del sector

La propia asociación del sector ha emitido un comunicado donde expresa sus críticas por el bloqueo del Consistorio. «Desde el Ayuntamiento nos están dando largas continuamente, cada concejal implicado dice que depende del otro y mientras tanto los vecinos y visitantes de Valencia siguen sin derecho a disfrutar la oportunidad de moverse de una forma sostenible con vehículos compartidos», afirmó Nacho Mas, presidente de la entidad.

La situación además es de agravio porque las empresas de alquiler de motos sí pueden trabajar, pese a que el Consistorio pierde ingresos por el retraso de la tasa, mientras que las otras modalidades están bloqueadas. Alrededor de 1.300 motos eléctricas de esta modalidad están en funcionamiento en Valencia. Empresas como Cargreen, con un proyecto de implantación de coches, son claros ejemplos de esto.

 

Fotos

Vídeos