El TSJ avala el cierre de un puesto de comidas

P. N.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat respaldó ayer la decisión del Ayuntamiento de cerrar un puesto del Mercado Central por considerar que llevaba a cabo una actividad diferente a la del permiso que tenía concedido. La sentencia explicó que en dicho puesto se desarrollaba «una actividad no autorizada de elaboración de alimentos, equivalente a la desarrollada en un bar o en un restaurante». En su momento, fuentes municipales explicaron que la parada desalojada había sufrido multas por parte de Sanidad.