Aumentan las aportaciones de los valencianos a la Iglesia en el impuesto de la renta

Fernando Giménez Barriocanal, a la derecha, durante la presentación. / lp
Fernando Giménez Barriocanal, a la derecha, durante la presentación. / lp

Los contribuyentes en 2018 asignaron 21,9 millones de euros, un 5,3% más que el año anterior

J. S.

valencia. La Comunitat Valenciana es, junto a Madrid y Andalucía, una de las tres autonomías en las que la Iglesia Católica recaudó más con el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) el año 2018.

En total, los valencianos aportaron a través de este impuesto 21,9 millones de euros, un 5,3% más que en 2017 cuando la recaudación fue de 20,8 millones.

También se produjo un incremento en el número de contribuyentes valencianos que marcaron la casilla de la Iglesia Católica en el impreso del Impuesto de la Renta. Fueron 693.756 frente a 681.778, un 1,7% más que los registrados un año antes.

Las comunidades españolas en las que más se marcó la casilla de la Iglesia fueron Castilla-La Mancha, La Rioja, Extremadura, Murcia y Castilla y León.

Incremento de asignaciones

La Iglesia Católica recaudó 267,8 millones de euros en la Declaración de la Renta 2018, correspondiente al IRPF de 2017, 11,6 millones más que el año anterior, la cifra más alta desde 2007 -cuando se instauró el nuevo sistema de asignación tributaria-, al tiempo que también aumenta el número de declaraciones a favor de la Iglesia hasta las 7,2 millones..

El vicesecretario general para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, indicó que el incremento en un 4,4% del dinero recaudado se ha producido debido a dos factores: «la mejora de la situación económica y el incremento de la renta experimentado en el conjunto de los residentes en España».

El vicesecretario para asuntos económicos también destacó el aumento de 51.658 declaraciones con asignación a favor de la Iglesia, proveniente en su mayoría de nuevos declarantes.

El número de declaraciones a favor de la Iglesia fue de 7,2 millones y teniendo en cuenta las declaraciones conjuntas, más de 8,5 millones de contribuyentes destinan a la Iglesia el 0,7% de sus impuestos.

Este incremento del volumen de declaraciones sin que se marcara la casilla explica en parte el «ligero» descenso de un 0,24% en el porcentaje de declaraciones a favor de la Iglesia, que pasa de un 33,5 a un 33,3%

Atendiendo al sexo del declarante principal, hombres y mujeres marcan la casilla de la Iglesia de manera similar en España, con un 34,9 por ciento de mujeres frente a un 32,6 por ciento de hombres. En relación al año anterior, se han acortado las diferencias en medio punto.