Las aulas valencianas siguen entre las peor equipadas para utilizar nuevas tecnologías

Niños con sus tablets en un centro educativo. / afp
Niños con sus tablets en un centro educativo. / afp

La Comunitat es una de las regiones con conexiones a internet más deficitarias y que menos emplea herramientas interactivas

J. BATISTA VALENCIA.

El uso de las nuevas tecnologías en el aula sigue siendo una asignatura pendiente en la Comunitat. La estadística que publica el Ministerio de Educación, actualizada hace pocas semanas, confirma el estancamiento: la valenciana es de las regiones con menos ordenadores por aula y con peores conexiones a internet, cuenta con pocos sistemas digitales interactivos y recurre con una frecuencia más que discreta a herramientas para compartir información, como los servicios en la nube cada vez más extendidos en el ámbito laboral. Enlazando la situación con los últimos anuncios del Consell, queda un largo camino que recorrer para aspirar al objetivo marcado por Ximo Puig esta misma semana: ser líderes en el trabajo tecnológico en el aula.

Desde el curso 2010-2011, la Comunitat, Murcia y Madrid son las tres comunidades con peor tasa de alumnos por computadora, ratio en la que se cruzan los datos de estudiantes de las diferentes etapas con los equipos que utilizan tanto el profesorado como el alumnado.

En el citado ejercicio la Comunitat tenía un registro de seis niños por ordenador, cifra que ha ido mejorándose ligeramente hasta el 2016-2017, el dato más actualizado, cuando se alcanzaron los 4,3 (4,5 en Madrid y 4,6 en Murcia). La media estatal es de tres y los mejores resultados corresponden a Extremadura y País Vasco (1,6 en ambas regiones). Durante toda la serie referida la valenciana ha estado en el furgón de cola. Y lo peor es el que el parámetro también es malo en otros criterios. Junto a Baleares y Galicia es la autonomía con menor porcentaje de centros con internet por fibra óptica, que se supone de alta calidad.

En cuanto a la velocidad del servicio, parámetro fundamental para poder exprimir recursos interactivos especialmente pesados, como los vídeos, la situación no es mucho mejor. Aunque se avanzan algunas posiciones, los colegios valencianos siguen lejos de las autonomías que lideran la clasificación. Apenas el 16,4% disponían de servicios para navegar a más de cien megabytes por segundo, muy por debajo del promedio nacional (23,9%) y a años luz del País Vasco (90,9%). La mayoría de escuelas (51,4%) se movían entre 10 y 50 megas por segundo, que podría considerarse la conexión más representativa en los hogares, con la diferencia de que en un centro, en comparación, se disparan y mucho las conexiones simultáneas.

Tampoco se puede sacar pecho, más bien al contrario, en cuanto a la implantación de redes wifi. Pese a que la valenciana tiene la mayoría de centros adaptados (66,4%), es la peor posicionada de toda España, cuyo promedio se eleva al 90,5%.

En la utilización de sistemas digitales interactivos, como las pizarras, es la autonomía con menor número de clases equipadas (36, 7% del total frente al 66,% estatal). Y lo mismo sucede en cuanto a la implantación de Entornos Virtuales de Aprendizaje o el empleo de servicios en la nube, que permite el acceso a contenidos para padres o alumnos desde cualquier sitio. Respecto a la participación en proyectos vinculados a la tecnología educativa, lo hacen el 8,5% del total de centros de la Comunitat, situándose en el último puesto del ranking.

En el uso del móvil para fines educativos se ocupa también una discreta posición. Según el ministerio, en el 25,6% de las clases de ESO se puede emplear -34,5% a nivel nacional-. En ciclos superiores de FP y en Bachillerato también quedan por debajo del promecio de España. En este sentido, cabe recordar que el Gobierno estudia la posibilidad de prohibir dispositivos portátiles en los centros como una manera de combatir la adicción digital.

El anuncio de Puig

Frente a este panorama se sitúan los anuncios. En el debate de Política General Puig habló de la puesta en marcha de un plan piloto de Educación Tecnológica que incluirá la renovación de herramientas, un nuevos sistema operativo y formación docente. El presidente dijo que ayudará a educar «en realidades como la programación, la inteligencia artificial y el pensamiento computacional. Ya no se trata de aprender informática, sino de aprender una nueva forma de pensar», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos