La auditoría del Hospital General detecta contratos y pagos sin permiso

Personal sanitario accede a las instalaciones del Hospital General de Valencia. / Irene Marsilla
Personal sanitario accede a las instalaciones del Hospital General de Valencia. / Irene Marsilla

El informe provisional alerta de que se han abonado retribuciones de forma irregular a diez empleados y de nombramientos que no cumplen los requisitos

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Ni la gestión del área de personal ni la del servicio de contratación del Hospital General de Valencia se ajustan fielmente a la normativa, según recogen las conclusiones del informe provisional de auditoría de cumplimiento del ejercicio 2018 del consorcio hospitalario. El dictamen todavía no es definitivo -de hecho, aún no se ha colgado en la web de la Conselleria de Hacienda-, pero ya deja entrever una batería de deficiencias relacionadas con la realización de pagos o la firma de contratos sin la preceptiva autorización.

La auditoría, a cuyo dictamen ejecutivo ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, refleja que no se ha solicitado autorización previa para las contrataciones realizadas por incapacidad temporal o por bajas por maternidad y paternidad -Intervención General de la Generalitat ya ha alertado en repetidas ocasiones del descontrol en las sustituciones y guardias sanitarias en los hospitales valencianos-, cuestión sobre la que desde el hospital indicaron ayer que no hay ningún incumplimiento. El informe, elaborado por Intervención en colaboración con la compañía externa, también apunta que se han abonado retribuciones e indemnizaciones de servicio de forma irregular a diez trabajadores por un importe de algo más de 23.700 euros, a lo que desde el General replicaron que «todos los salarios satisfechos a sus trabajadores, han sido abonados como expresión legítima de la prestación de su trabajo».

En relación al nombramiento del director de Recursos Humanos (RRHH), el dictamen señala que no cumple los requisitos establecidos en la convocatoria, mientras que desde el hospital recordaron que «los estatutos del consorcio exigen para la cobertura de sus plazas de dirección la titulación universitario superior, circunstancia que acontece en este caso, que además fue convocatoria pública y que sólo se presentó el actual director de Recursos Humanos, hasta ese momento jefe de área de RRHH del consorcio, con sobrada experiencia en este cometido».

El centro achaca la falta de expedientes a que es necesario obtener ciertos fármacos de forma ágil

En el ámbito de la contratación, que también cuenta con una «valoración desfavorable» por parte de Intervención, la auditoría refleja que durante el ejercicio 2018 «se han recibido bienes y servicios sin el oportuno expediente de contratación» por importe de más de 86.000 euros. Asimismo, entre sus conclusiones, el documento incluye también que «en el 54% de los pagos derivados de los expedientes de contratación analizados no se cumple el plazo legal de pago al proveedor» y que durante el ejercicio 2018 «se siguen efectuando adquisiciones de suministros sin el oportuno expediente de contratación, principalmente productos farmacéuticos y material sanitario.

Sobre ello, desde el hospital aclararon que el consorcio «se adhiere a todos los conciertos que formaliza la Conselleria de Hacienda de forma obligatoria», pero «un gran porcentaje de las compras corresponden a medicación con costes elevados al ser exclusivos por estar sujetos a patentes», como medicamentos para la hepatitis, oncológicos o biológicos, y, por tanto, «no son susceptibles de procesos de contratación competitivos». Por ello, «y aun siendo conscientes de la normativa de licitación de todo bien o servicio, no sería ético el demorar la obtención de estos fármacos por las graves consecuencias para nuestros pacientes (agravamiento de las enfermedades, por ejemplo), por no disponer de respuesta ágil administrativa para su licitación».

Así, desde el General concluyeron que «las observaciones realizadas por la auditoría no se considera que puedan servir de fundamento a un informe desfavorable», pero todas «son consideradas con la máxima atención».

Más