El 60% de aspirantes a profesor no aprueba y quedan 420 plazas sin cubrir

El 60% de aspirantes a profesor no aprueba y quedan 420 plazas sin cubrir

Veintidós especialidades suman menos opositores que puestos ofertados y hay casos donde han suspendido ocho de cada diez

J. BATISTAVALENCIA.

La oposición de Secundaria, FP y Régimen Especial con más plazas de los últimos 30 años ha llegado a la segunda fase y la mayoría de los aspirantes han quedado apeados. El 60,8% de los 15.205 que se han presentado a las pruebas no han alcanzado el cinco, la nota mínima exigible para seguir en el proceso selectivo. Dicho de otra forma, 9.252 han sido eliminados. Para los 5.953 restantes, de la programación que presenten, de la unidad didáctica que expongan y de la valoración de sus méritos dependerá si consiguen la plaza de funcionario. En muchas especialidades bastará con aprobar, pues no habrá competencia. El filtro ha sido tan alto que hay menos opositores en la segunda fase que plazas ofertadas, lo que garantiza, tras la asignación de puestos por tribunal, acceso a la función pública casi con total seguridad.

Los datos se extraen del análisis de las actas de los más de 360 tribunales realizado por la Federación de Enseñanza de CC OO PV. A la primera parte de la oposición, compuesta por la prueba teórica y el supuesto práctico, estaban convocados 18.225 aspirantes, de los que 3.020 (el 16,6%) no se presentaron, de ahí el 15.205 citado.

Por cuerpos, el mayor porcentaje de suspensos se da en el de Profesores Técnicos de FP (67%) y el menor en el de Escuelas Oficiales de Idiomas (45,5%). El resto se mueve en parámetros parecidos al primero: Secundaria se sitúa en el 60,1% -es el más multitudinario, con 14.959 personas convocadas a la oposición-, Música y Artes Escénicas se queda en el 65,7% y Artes Gráficas y Diseño en el 65,2%.

El sindicato también ha analizado los datos por provincias, sin que haya diferencias significativas en los aprobados y suspendidos, y también entre especialidades, donde sí se ha detectado una elevada variabilidad. Por ejemplo, en Equipos Electrónicos suspende el 88,6% del total de presentados, porcentaje que en Clarinete se sitúa en el 84,7%, en Procesos Sanitarios en el 83,1% y en Procesos y Medios de Comunicación en el 82,5%. En el otro extremo se sitúan Orientación Educativa (41,5%) o Inglés del cuerpo de Escuelas Oficiales de Idiomas (42,5%).

«Las grandes diferencias entre especialidades hace pensar que es necesaria una revisión de los criterios de corrección y evaluación para mejorarlos», defiende la Federación de Enseñanza, que atribuye a esta cuestión la elevada tasa de suspensos. De hecho, propondrá medidas en este sentido para la próxima convocatoria, prevista en 2020. Cabe recordar que han sido numerosas las críticas sobre cómo se han corregido las pruebas, pues más allá de la guía general de cada especialidad no se tiene constancia de si se han utilizado rúbricas o métodos más precisos para garantizar unos criterios lo más homogéneos posible. En algún tribunal se han llegado a emplear guías de academias.

Una de las consecuencias de la elevada tasa de suspensos es que sobran plazas. Exactamente, según CC OO PV, al menos 426 correspondientes a 22 modalidades diferentes en una oferta compuesta por 4.616 puestos de 57 especialidades, y siempre que todos los que pasan a la siguiente fase consigan aprobar las pruebas restantes sacando como mínimo un cinco sobre diez.

Más