Arte creado para pensar

El Carmen. Mural de Escif en la plaza del Tossal del barrio del Carmen. / irene marsilla
El Carmen. Mural de Escif en la plaza del Tossal del barrio del Carmen. / irene marsilla

Nacho Magro Huertas (Escif), artista urbano que diseñará la falla municipal con Manolo Martín y José Ramón Espuig. Bautizado como el 'Banksy valenciano', este autor reivindicativo ha ganado un concurso para embellecer edificios de París

LOLA SORIANOVALENCIA.

Las fallas municipales se han convertido en un escaparate para mostrar la potente fusión de artistas urbanos y artistas falleros. Este icono de la fiesta puede ser la mejor ventana para un mundo que funciona a golpe de fotos y de comentarios de 'me gusta'.

El valenciano Escif (Nacho Magro) firmará el diseño del proyecto de 2020 que creará con Manolo Martín y José Ramón Espuig. No será la primera falla, puesto que en 2015 ya sorprendió con la intervención en Mossén Sorell-Corona con el lema de 'Todo lo que sobra'. Hacía referencia a todo el mobiliario y vehículos que hay que quitar de la plaza para plantar y no faltaron contenedores, bicicletas y coches.

Este valenciano encontró su lienzo en las calles del Carmen, donde experimentó hace ya 20 años. Destaca su unicornio que lucha contra la droga, que formaba parte de un proyecto más amplio en el 'pati obert' (la parte trasera del IVAM). En la plaza del Tossal, en la medianera de dos fincas, cobran protagonismo unos coches que caen desde lo alto de una finca y un 'Moisés' que sostiene las tablas de los mandamientos y que porta una barba llena de serpientes. También cuenta con un mural en Patraix con un gran Woody, de 'Toy Story'. Y en La Punta se puede ver un mural con la reivindicación de recuperar la huerta.

Este artista indica que una intervención en la calle tiene sentido no porque haya un artista detrás, sino porque hay un espectador delante. Hace un arte que invita a pensar, por eso opina que «como decía Duchamp, una pintura se termina de pintar con la mirada del espectador».

Algunos han bautizado a Escif como el 'Banksy valenciano' y precisamente participó en un largometraje (Exit Though the Gify Shop) dedicado al británico. Por cierto, se expresa en entrevistas con los medios a través del correo electrónico y pocos consiguen su número móvil.

Recientemente ha ganado un concurso en París para embellecer la ciudad y poner en valor los lugares abandonados. Se presentaron 700 artistas y sólo 21 fueron los elegidos. Además, ya intervino en el Palais de Tokyo (la catedral del arte contemporáneo de París).

En sus obras hay críticas económicas y políticas, por ejemplo, con alusiones a Gürtel, la Primavera Valenciana, los recortes económicos o hasta la caída del Rey emérito, pero también hay trabajos de concienciación, como el proyecto 'Breath' que hizo en Italia, donde reforestó una zona plantando más de 2.000 árboles que lograron dibujar un icono que se aprecia a la distancia con forma de batería de una pila a medio cargar, donde indica que todavía hay tiempo de cuidar la naturaleza.