El archivo judicial, colapsado mientras sigue pendiente el expurgo que prometió Justicia

Efectos y documentos almacenados en el depósito de Ribarroja. / Damián torres
Efectos y documentos almacenados en el depósito de Ribarroja. / Damián torres

La conselleria anuncia el inicio de los trámites para la próxima semana y subraya que en los presupuestos se incluye la compra de otro almacén en Ribarroja

ARTURO CHECA VALENCIA.

Con el final del año, una de las tradicionales patatas calientes del sistema judicial valenciano sigue más ardiente que nunca. El depósito judicial de Ribarroja, el almacén que acoge los expedientes ya caducados o declarados inhábiles de Valencia y Castellón (esta provincia carece de archivo propio), no ha recibido todavía el expurgo prometido por la Conselleria de Justicia para antes de que acabara este año. Y las cajas no cesan de acumularse en las naves del almacén, amenazando el ya saturado espacio de los juzgados si no pueden enviar más papel.

Hace seis meses, desde la cartera encabezada por Gabriela Bravo se comprometieron a llevar a cabo un expurgo (eliminación de documentos) «antes de que acabe el año», como señalaron fuentes de este departamento y publicó LAS PROVINCIAS. La cantidad de cajas acumuladas en el depósito judicial era por aquel entonces de 550.000, tal y como señalaron fuentes sindicales. «Está al 100% de capacidad», explicó entonces un representante sindical.

Sorprendentemente, desde la conselleria no cifran el número exacto de cajas, aunque sitúan ahora en torno a un «80 o 90%» la ocupación del archivo, algo ilógico cuando no se ha llevado a cabo ninguna operación de vaciado o traslado de expedientes este año. Desde Justicia sí aseguraron que «la próxima semana» se publicará en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) el «anuncio de la Junta de Expurgo» que supone el primer paso para llevar a cabo la limpieza de documentos. En dicha resolución se especificarán de qué juzgados se van a destruir documentos, como añadieron las citadas fuentes.

La medida en ningún caso llegará antes de que acabe el año, según se comprometieron desde la Conselleria de Justicia. La fecha de publicación del anuncio en el DOGV sería el próximo 21 de diciembre, como señalaron fuentes judiciales, por lo que el expurgo se materializará como pronto en el primer semestre del próximo año.

Un tercio de los expedientes

El pasado 31 de noviembre se publicó el expurgo del archivo de Alicante, el otro depósito judicial existente en la Comunitat, con alrededor de 100.000 cajas afectadas por la medida. La cifra en Ribarroja será mayor, como detallaron las fuentes, aunque todavía está por cuantificar y en ningún caso afectaría a mucho más de un tercio de los expedientes depositados.

Desde la Conselleria de Justicia también se apunta otra medida que, de materializarse, debería aliviar en 2019 el estado del depósito de Ribarroja. Tal y como consta en los Presupuestos de la Generalitat para el próximo año, el objetivo es adquirir nuevas naves industriales en el mismo emplazamiento para que formen parte del almacén de los expedientes de los juzgados. En el anexo de inversiones previstas en Justicia se fija el gasto de 1,7 millones para comprar dichos inmuebles.

Para llevar a cabo el expurgo, una veintena de funcionarios deben llevar a cabo el revisado de los expedientes involucrados en el proceso, para ver cuáles se eliminan y cuáles no. En la Junta de Expurgo, órgano que lleva a cabo el anuncio que se publicará la semana que viene en el DOGV, está formado por jueces, fiscales, funcionarios de la conselleria, letrados de la administración de justicia y técnicos en documentación.

Al archivo de Ribarroja se llevan todos los sumarios de causas penales (allí siguen los documentos y efectos del 'caso Alcàsser'), pero sólo un 10% de las demás jurisdicciones, únicamente un muestreo de la documentación. Algunos de los expedientes judiciales no son en ningún caso objeto de expurgo, si no que pasan al Archivo Histórico de la Comunitat, dependiente de la Conselleria de Educación, en función de si tienen un interés cultural más allá de su carácter judicial.

 

Fotos

Vídeos