Ángel señala que han heredado una situación creada por el PP

J. S.VALENCIA.

El director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, indicó ayer que no entendía las críticas del PP «cuando la situación de los internos en las policías locales es consecuencia de su gobierno». En concreto se refirió a la Ley de Coordinación de Policías Locales aprobada en 1999.

Ángel recordó que fue bajo los gobiernos del PP cuando se permitió la contratación de agentes interinos que ahora ha anulado el Supremo. El también secretario autonómico de Seguridad explicó que esta situación no se ha producido en ningún otro punto de España y señaló que el ejecutivo autonómico ha puesto los medios para acabar con esta situación.

También apuntó que la convocatoria de estas plazas es una competencia de los ayuntamientos, que son los que han permitido que se cree esta situación, también por la imposibilidad de crear por la ley Montoro, y los que tienen que convocar las oposiciones para que no haya agentes interinos.

Para Ángel, la reducción de la edad de jubilación hasta los 60 años para los agentes de la policía local impulsada por el Gobierno ha puesto en dificultades a todos los municipios, no sólo los valencianos, al hacer que queden muchas plazas vacantes.

El secretario autonómico resaltó que el Consell ha puesto los medios para acabar con esta situación a partir de 2020 a través de la nueva ley aprobada por Les Corts en 2017. Por un lado, se va a ofrecer a los municipios la posibilidad de que sea la Generalitat quien convoque las plazas y al mismo tiempo formará a los agentes de la Policía Local a través del Ivaspe.