Amplían la denuncia por los audios policiales en Buñol

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

Un juzgado de Requena investiga las presuntas grabaciones ilegales con un teléfono móvil de la Policía Local a otros agentes, vecinos y funcionarios. Los 650 audios que se han denunciado van desde el 11 de julio al 22 de noviembre de 2018. El teléfono que contenía toda esa información ya se encuentra en labores de peritaje, unos trabajos que se pueden alargar durante meses, según las fuentes consultadas. Los denunciantes, además, han pedido la ampliación de la denuncia al hallar otras grabaciones que corresponden a 2017 y que hasta el momento no habían sido localizadas. El teléfono móvil de la Policía Local, en ningún caso, avisaba al agente ni a la persona que llamaba que la conversación iba a ser grabada. Los audios fueron localizados en 34 carpetas no consecutivas del terminal telefónico.

Las grabaciones eran conocidas entre un grupo de agentes de la Policía Local de Buñol, aunque en ningún momento hubo un comunicado oficial por parte de la jefatura advirtiendo de que las llamadas al móvil de la patrulla se iban a grabar.

Los denunciantes han podido encontrar en los archivos policiales más grabaciones de una época anterior y han descubierto en una nube los audios, por lo que sospechan que esta práctica se ha sucedido desde hace mucho tiempo atrás y han puesto en conocimiento del juzgado esta situación para que determine desde cuándo se está grabando a agentes, vecinos y funcionarios del Ayuntamiento de Buñol.

La alcaldesa del municipio, la socialista Juncal Carrascosa, defendió la labor de la Policía Local al tiempo que reconoció que existe una investigación judicial abierta para depurar responsabilidades.