Almàssera celebra el Corpus Christi dos meses después

Procesión del Corpus Christi en Almàssera. / ADRIÁN IGUAL
Procesión del Corpus Christi en Almàssera. / ADRIÁN IGUAL

EP

Almàssera celebró ayer la procesión del Corpus Christi, dos meses después de la solemnidad litúrgica por el permiso obtenido por dispensa papal después del 'Miracle dels Peixets' en el siglo XIV. En la celebración participaron más de 300 feligreses caracterizados como personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento, y antes la iglesia del Santísimo Sacramento acogió la misa solemne. También se celebró la 'enramà de la murta' y las tradicionales 'dances del Corpus'. Según la tradición, en 1348 un sacerdote llevó una arquilla con las sagradas formas a un morisco moribundo de Almàssera y, al cruzar el barranco del Carraixet, cayó del caballo y las perdió en el agua. En su búsqueda, los vecinos vieron como unos peces las sostenían en sus bocas y se las daban al cura.