El alcalde culpa a la CHJ y al ministerio

«Estamos muy enfadados». Jorge Rodríguez, alcalde de Ontinyent, arremetió contra los organismos de la cuenca del Clariano, la Confederación Hidrográfica del Júcar y el Ministerio de Medio Ambiente porque «ni actúan ni dejan actuar» para proteger el barrio de la Canterería y el entorno del río. Además, el Ayuntamiento solicitará la declaración de zona catastrófica por un histórico episodio de lluvias que, en su totalidad, ya acumulaba más de 400 litros por metro cuadrado hasta el mediodía de ayer, cifras inéditas desde que se registran los datos. Además, y hasta nueva orden, se suspende la actividad en todos los centros educativos y formativos y los parques y las instalaciones deportivas permanecerán cerradas. Por otra parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, visitó la zona afectada y anunció que el Consell ayudará a que los vecinos desalojados de Ontinyent vuelvan a sus casas, aunque precisó que, en estos momentos, «lo más razonable» es que aún no regresen. Puig prometió todo el apoyo del Consell hacia el Ayuntamiento en el transcurso de una visita en el que también estuvo el presidente de la Diputación de València Toni Gaspar.