La Albufera tiene caducado desde 2012 el plan que regula los usos del parque

El documento fija qué actividades se pueden realizar en el paraje natural, como el cultivo del arroz o la pesca

JUAN SANCHISVALENCIA.

El parque natural de la Albufera sigue sin Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) desde que en 2012 el Tribunal Supremo anulara parte del anterior redactado en 2004. El documento, que fija qué actividades se pueden realizar, dónde y cómo, es un elemento básico para garantizar la protección de este espacio.

La Conselleria de Emergencia Climática se ha comprometido en varias ocasiones a lo largo de la pasada legislatura a redactar el nuevo PRUG sin que hasta la fecha se haya concretado ninguna de estas promesas. La asociación ecologista Agró denunció ayer una vez más la falta de esta documentación y apremió a los nuevos responsables de la Generalitat a redactar el documento.

En una carta abierta dirigida a la consellera Mireia Mollà, la entidad ecologista le pidió que «a la mayor brevedad posible» elabore el documento, las Normas de Gestión Red Natura 2000 y «un plan de gestión hídrica».

Desde la entidad denunciaron la actuación de la Conselleria después del requerimiento de la Fiscalía Provincial en el que advierte que actuará ante la bajada del nivel del agua en el lago a fines de mayo y principios de junio. Para Agró, «no es de recibo reclamar más agua, más regulaciones, sin haber cumplido los deberes propios».

El plan de usos anterior se aprobó en 2004 y el Tribunal Supremo, a instancias de Agró, anuló parte de la zonificación, «es decir el intento de especulación urbanística, con Blasco y Undargarín por medio, planteada por el Partido Popular».

Según Agró, el gobierno del Botánico «no mostró interés en cuatro años en elaborar su propia normativa». Ante ello le reclamaron «coherencia».

Por su lado, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, aseguró ayer «en principio no ha habido daño ni a la fauna ni a la flora». En cualquier caso, recalcó que desde el ejecutivo valenciano se está realizando un seguimiento a diario de los niveles del agua de la Albufera. Oltra también pidió a la Junta de Desagüe que fuera diligente en el cumplimiento de la norma acordada en 2018.

Mónica Oltra manifestó que la Generalitat continuará «vigilante» para garantizar el cumplimiento de la orden que regula los niveles y recordó que nació del consenso de todas la partes (la Conselleria de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica del Júcar, el Ayuntamiento de Valencia y el sector y los agentes implicados en la gestión del parque) y es de «obligado cumplimiento».

El vicealcalde de Valencia y concejal de Conservación de Áreas Naturales y Albufera, Sergi Campillo, insistió ayer en la necesidad de que esta lago cuente con una dotación anual y estable de agua para mantener unos niveles adecuados.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, reclamó que se facilite toda la información sobre la materia que tenga el Consistorio y señaló que el descenso del nivel es «un hecho grave por el que Ribó debe dar explicaciones como máximo responsable de la Junta de Desagüe».

Más