Playas de Valencia y Alboraya: el agua sucia que nadie aclara

Imagen de archivo de una playa con restos de vertidos. / Lp
Imagen de archivo de una playa con restos de vertidos. / Lp

El mal estado del agua en playas de Valencia y Alboraya enturbia el inicio de la temporada de baño

LOLA SORIANOVALENCIA.

En plena temporada de baño y con las altas temperaturas que han llegado a la Comunitat Valenciana la gente tiene ganas de aplacar el calor con un buen chapuzón, pero el estado del agua en Alboraya, concretamente en la Patacona, y en Valencia ha generado dos órdenes de cierre de playas en dos semanas que de momento nadie termina en aclarar.

A estos episodios de aguas que no están en plenas condiciones de baño se une la apertura de compuertas de las golas de la Albufera, que convierten la primera línea de costa en una balsa de un intenso color verde.

De hecho, el pasado fin de semana la gola de El Perellonet vertió agua de la Albufera a plena hora del baño, algo que no está permitido. Y fueron muchos los bañistas que lamentaron haberse desplazado hasta la pedanía para luego encontrarse un agua turbia en la zona más próxima al Recatí.

Una bañista, Isabel T., explicó que «a primera hora de la mañana he venido a dar un paseo por la orilla y el agua estaba transparente, magnífica, y precisamente a las 10.30 horas han empezado a tirar agua de la Albufera y da pena cómo se está quedando el agua. No es justo que cuando hay más visitantes abran las compuertas. Deberían de hacer algo».

Esta misma situación se produce en algunas ocasiones en la gola de Pujol, tal como explican desde la asociación de vecinos La Devesa. La portavoz, Ana Gradolí, explica que ya son muchos los años que llevan pidiendo que la apertura de compuertas se haga en horario nocturno «y así se evitaría la mala imagen porque con el calor que hace la gente ahora se queda hasta tarde en la playa». También desde la asociación de vecinos de El Saler, Pere Pau Carrillo, indica que lo ideal es que se abrieran por la noche «y no cuando hay más gente o los fines de semana. Hace falta que se coordinen horarios y días». Y recuerda que incluso del emisario submarino «de Nazaret llegan a El Saler desperdicios como bastones de las orejas, compresas o preservativos. Y alguna vez se han visto restos de material de limpieza de barcos».

El colectivo encargado de abrir o cerrar las compuertas es la Junta de Desagüe de la Albufera, integrada por labradores de las ocho fronteras del parque natural de La Albufera, ente que por cierto, tiene como presidente de honor al alcalde, aunque desde el Consistorio matizan que la gestión es de los propios labradores.

Desde el gobierno municipal aclaran que «las normas aprobadas por la Generalitat establecen que en época estival se han de abrir por la noche para evitar la afección a las playas del sur».

En la Conselleria de Medio Ambiente también advierten que «desde la Dirección General del Agua se ha solicitado que la apertura se realice por la noche», pero tal como se demostró el pasado fin de semana, no se está cumpliendo.

Desde la Junta de Desagüe, el secretario, José Fortea, explica que «a esas horas intentamos no abrir, pero hay veces que se hace por necesidad porque el mar no lo quiere, es decir, porque el nivel está más alto que el agua de la Albufera.

Estudios

En cuanto al estudio de la procedencia de aguas fecales y bacterias coliformes en la playa de la Patacona, desde Medio Ambiente explicaron este jueves que están haciendo un seguimiento de los puntos de acequias que vierten en las zonas afectadas.

También el Ayuntamiento de Alboraya está tomando medidas. El alcalde, Miguel Chavarría, explicó que en la tarde del jueves tenía una reunión con el Síndic de la acequia de Rascanya y con la empresa que hace los controles de agua para preparar un plan de actuación.

Detalló que «vamos a hacer por nuestra parte mediciones, además de las que hace la Dirección General de Aguas, para estudiar la calidad de las aguas». Y añadió que se haría «tanto al inicio de la acequia de Bonrepós, donde la acequia Real de Moncada hace el trasvase, y en la llegada a la playa».

También comentó que están haciendo una constante vigilancia a las acequias de La Marquesa y la bifurcación de Els Peixets y en la de San Vicente».

Expertos como Miguel Rodilla, miembro del Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (IGIC) de la Universitat Politècnica de Valencia, explican que habría que ver si «en algún momento hay una disfunción en el tratamiento de estas aguas o si ocurre porque la dilución en el medio marino no sea adecuada» ya que también es evidente el aumento de la población. Y apunta que sería aconsejable hacer tratamientos terciarios para eliminar las bacterias como la radiación ultravioleta, porque en la mayoría de las depuradoras no se incluye o aplicar ozono en estas depuradoras».

Jesús Signes

Más