El aeropuerto de Valencia se consolida entre los diez primeros de España

Unos pasajeros esperan para facturar en el aeropuerto de Valencia. / irene marsilla
Unos pasajeros esperan para facturar en el aeropuerto de Valencia. / irene marsilla

Durante la temporada de verano ha recibido 4,3 millones de pasajeros, lo que supone un 11% más que en el mismo periodo de 2017

JUAN SANCHIS VALENCIA.

El aeropuerto de Valencia ha vuelto a demostrar durante el mes de septiembre el buen momento que atraviesa. La ralentización económica, especialmente del sector turístico, ha frenado el ritmo de crecimiento del primer semestre del año, pero los incrementos continúan siendo de dos dígitos.

Más de 725.000 pasajeros han pasado por Manises en septiembre, lo que ha supuesto un incremento del 10,2% respecto al mismo periodo del año pasado y continúa siendo el mayor entre los grandes aeropuertos españoles.

El Adolfo Suárez de Madrid experimentó un crecimiento del 8,2% en septiembre. El incremento en el de Barcelona fue del 4,4%; del 3,3% en el de Palma de Mallorca; del 0,2% en el de Málaga, mientras que en el de El Altet se produjo un retroceso del 0,4% auspiciado por el enfriamiento del sector turístico.

Vueling y Ryanair transportan el 55% de los pasajeros que pasan por Manises Valencia está conectada con los principales centros de distribución de vuelos europeos

El crecimiento que ha experimentado Manises durante los primeros nueve meses de 2018 ha permitido que se consolide como uno de los diez aeropuertos más importantes de España en volumen de pasajeros. Desde el mes de mayo supera al de Lanzarote, algo que no sucedía desde 2010. Desde enero han pasado por las instalaciones valencianas medio millón de viajeros más que por las del aeródromo canario.

El aeropuerto de Valencia es a estas alturas del año el noveno de España en número de pasajeros, el octavo en operaciones y el sexto en transporte de mercancías. La pujanza de Manises se evidencia en el hecho de que hasta octubre ya ha alcanzado los 5,9 millones de pasajeros, una cifra muy por encima de los valores alcanzados durante la última década .

Virtualmente, Manises ha alcanzado a estas alturas del año los seis millones de viajeros, una cantidad que hasta el año pasado permanecía como una meta casi inalcanzable demostrando que los 6,7 millones con el que cerró el año pasado no fue una causalidad.

Verano en Manises

La temporada de verano (que para las compañías aéreas transcurre entre el último domingo de marzo y el último de octubre) ha sido la mejor en la historia del aeródromo valenciano. Más de 4,3 millones de pasajeros han transitado por las instalaciones de Manises en estos meses, más de un 11% que en el mismo periodo de 2017. Hay que tener en cuenta que en 2013 y 2014 apenas se alcanzaron los 4,6 millones de viajeros y los 4,7, en 2012.

Frente a este dato, durante la temporada de verano de 2017 (incluyendo los datos de octubre) pasaron por el aeropuerto de Valencia 4,5 millones de pasajeros. Con estas cifras, y pese a la ralentización del tráfico aéreo experimentado en todo el mundo, es fácil prever que Manises cerrará el año en curso con más de siete millones de viajeros.

La ACI (Airport Council International) es una entidad que agrupa a los principales operadores aeroportuarios mundiales. Según sus estadísticas, durante el primer semestre de 2018 el volumeno de tráfico de pasajeros creció en un 6,6%. Durante el mismo periodo, el aeropuerto valenciano triplicó esta cifra al crecer un 20,1% en términos interanuales.

En cualquier caso, pese a los buenos datos, la ACI ha advertido de que se abre un periodo de incertidumbre ante la evolución económica mundial amenazada por la ola de proteccionismo en la que están envueltos los países más avanzados del mundo. Una situación que hasta el momento de Valencia ha podido sortear.

Compañías

Durante el mes de septiembre ha destacado el crecimiento del tráfico internacional en el aeropuerto de Valencia con un aumento del 12% y un total de 542.207 pasajeros contabilizados.

También se produjo en el mismo mes un incremento en el número de viajeros nacionales, aunque fue algo menor, un 5,5%, con 182.286 viajeros registrados.

Uno de los problemas que presenta el aeropuerto de Valencia es la dependencia de las compañías de bajo coste, especialmente de la irlandesa Ryanair. Esta aerolínea, que es la más importante del aeropuerto valenciano desde 2008, mueve en este momento el 37% de los pasajeros que pasan por Manises.

CONTEXTO

Crecimiento
El aeropuerto de Valencia ha triplicado la tasa de crecimiento de los grandes aeropuertos mundiales.
Verano
Entre abril y septiembre han pasado por Manises 4,3 millones de pasajeros, un 11% más que en 2017.
Previsión
El aeródromo valenciano está cerca de cerrar el año con más de siete millones de pasajeros transportados.
Volumen
Durante los primeros meses de 2018 han pasado por Manises 5,9 millones de viajeros.

La segunda compañía en importancia en pasajeros es Vueling. Entre las dos aerolíneas transportan más de la mitad de viajeros que pasan por Manises. Muy por detrás se sitúan Air Nostrum, tercera en importancia, y Air Europa. El quinto puesto vuelve a ser para otra línea de bajo coste, Easyjet, con 331.000 pasajeros transportados durante el año pasado.

En cambio, ninguna de las grandes aerolíneas internacionales se encontraba el año pasado entre las principales operadoras del aeropuerto valenciano. Lufhansa es la primera que aparece en el octavo puesto con 225.000 pasajeros transportados durante 2017.

El buen momento del aeropuerto de Manises también se constata con el incremento en el número de operaciones. El número de vuelos gestionados en septiembre se incrementó un 3% y en lo que llevamos de año ya se han efectuado 57.833, lo que supone un aumento del 12,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

El volumen de operaciones es inferior a las 75.976 que se registraron entre enero y septiembre de 2009, pese a que en ese año únicamente se habían transportado 4,6 millones de pasajeros.

La explicación se encuentra en que los vuelos gestionados en 2009 eran fundamentalmente domésticos. Ahora se ha producido una evolución y el aeropuerto valenciano ha dado un salto y se ha internacionalizado. Durante la temporada de verano se ha podido volar desde Manises a 81 destinos diferentes frente a los 68 de la temporada anterior, lo que ha supuesto un incremento del 19%.

Valencia se ha conectado durante el verano con diez hubs europeos frente a los siete de 2014: Zurich, París-Charles de Gaulle, Frankfurt, Estambul, Amsterdam, Roma, Lisboa, Moscú, Barcelona y Madrid. Las plazas se han incrementado un 41,37% desde esa misma fecha. La conexión con estos centros de distribución de vuelos ha aumentado las posibilidades del aeródromo valenciano, ya que ha permitido captar pasajeros de otros mercados con los que no existe un enlace directo en estos momentos.

Otra de las virtualidades de Manises es que las compañías están convirtiendo en anuales vuelos que hasta el momento se mantenían durante la temporada de verano.

Más

 

Fotos

Vídeos