Advierten del incremento de la mortandad en Alicante debido a las olas de calor

Playa de El Postiguet, en Alicante, llena de bañistas. / morell/efe
Playa de El Postiguet, en Alicante, llena de bañistas. / morell/efe

Las muertes causadas por el aumento radical de la canícula podrían multiplicarse por 10 cada año en las próximas décadas

A. CORTÉS

valencia. La falta de planes de salud pública para que la población afronte los episodios de calor extremo o la prevención de estos mismos podrían multiplicar por 10 la mortalidad por esta causa. Alicante, Madrid o Murcia serían las ciudades más afectadas si no contasen con esas herramientas. Así lo considera una investigación de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III. El trabajo, liderado por Julio Díaz y Cristina Linares, establece sus estimaciones entre 2021 y 2100. Los técnicos advierten de que este incremento podría tener un coste para la administración de 50.000 millones de euros.

La clave está en conocer «la temperatura de disparo» en una ola de calor, es decir, aquella a partir de la cual se produce un aumento de las muertes. En el caso de Alicante, la urbe nacional más vulnerable, se sitúa en los 32 grados. Este valor se alcanza en el municipio en casi dos de cada diez días del año, es decir, en un 17% de ocasiones.

Para evitar este escenario, las medidas en salud pública son fundamentales. Además de los planes ya existentes del Ministerio de Sanidad, los autores indican que cabría mejorar los servicios sanitarios, las infraestructuras y «la concienciación de la población sobre las consecuencias que las altas temperaturas tienen sobre su salud».

Si la población no llegase a adaptarse a las temperaturas crecientes, según este estudio, España pasaría de las 1.300 muertes anuales por esta causa a las 13.000.