Más acumulación de fármacos y abandono de tratamientos

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

El 3,5% de los pacientes valencianos reconoce que, en los doce meses anteriores a contestar a la encuesta del Ministerio de Sanidad, dejó de tomar algún medicamento recetado por el médico porque no se lo podía permitir por motivos económico, una cifra ligeramente superior a la media nacional del 3%. Frente a ello, prácticamente uno de cada cinco usuarios admite que guarda en casa envases enteros de fármacos comprados con receta de un facultativo. En estos casos, casi el 25% admite que se trata de medicamentos que, por voluntad propia, ha decidido no tomar, también un porcentaje mayor a la media española, que no sobrepasa el 20%. En este grupo, un 42,4% de los encuestados apunta que estos envases se han quedado sin usar porque cambiaron de tratamiento -pero no los llevaron a la farmacia-, mientras que dos de cada tres apunta que se trata de medicinas que se recetan por adelantado «para que no falten».

En relación al abandono de los tratamientos, LAS PROVINCIAS ya informó que, de media, cerca de 700 valencianos al día deciden dejar de tomar la medicación prescrita por su médico, según la información proporcionada por la Conselleria de Sanidad. Los motivos económicos es uno de los argumentos que aducen, pero no es el único. Algunos no han llegado a tomárselos, bien porque consideran que no les hacen falta o porque han comenzado a sentirse mejor. Entre los mayores, los olvidos serían la causa principal de que dejen de tomar la medicación que le ha recetado el doctor, sobre todo los que viven solos y no tienen a nadie que pueda interesarse en que estén cumpliendo con la recomendación médica.