El acuerdo para reactivar dos desalinizadoras evitará el pago de 35 millones a Europa

J. S.

valencia. Acuamed ultima los detalles para poner en marcha las desalinizadoras de Moncófar y Oropesa antes del 31 de marzo y evitar así que se tengan que devolver 35 millones en ayudas europeas. Hace dos semanas la empresa pública dependiente del Ministerio de Transición Ecológica presentó una última oferta a los municipios implicados (Oropesa, Moncófar, Cabanes, Benicàssim y Xilxes) que se planteará a los plenos para su aprobación.

En esta propuesta de convenio transitorio, la empresa estatal ha rebajado el precio que cobrará por el agua que queda fijado en 0,46 euros el metro cúbico. También ha reducido la cantidad destinada a consumo y se conceden nuevos derechos de agua. Queda pendiente dilucidar quien se hará cargo de la amortización de las obras.

El alcalde de Moncófar, Wenceslao Alós, señaló que el objetivo es llevar el convenio transitorio (propuesto para los próximos tres años y prorrogables otros dos) a pleno para que sea ratificado por todas las fuerzas políticas. «La valoración es positiva, ya que permite el crecimiento turístico e industrial del municipio». También precisó que queda por resolver el pago de las obras. En este sentido, recalcó que la posición sigue siendo que el coste tiene que asumirlo el Estado.

Las desalinizadoras de Oropesa y Moncófar se incluyeron en el Programa Agua diseñado en 2004 para sustituir al derogado trasvase del Ebro. Se plantearon en un momento de expansión económica y en el que se esperaba un fuerte crecimiento urbanístico que finalmente no se materializó. De esta forma, las plantas se quedaron sin clientes a los que servir el agua. Además, los municipios afectados no disponen de la capacidad para afrontar el coste de construcción estas dos instalaciones (ambas superan los 110 millones de euros).

Ante ello, la puesta en marcha de estas plantas se ha ido demorando de forma que el Estado puede enfrentarse a la devolución de las ayudas europeas pedidas para su construcción si no entran en funcionamiento antes de que acabe el mes de marzo.