Ábalos apunta «escollos» para aprobar los proyectos del PIC

I. D. VALENCIA.

Primera comparecencia del ministro José Luis Ábalos en la comisión de Fomento del Congreso y primer repaso completo a todas las áreas de su departamento. Si del ferrocarril reiteró que «aún quedan meses» para la puesta en marcha de los tramos de AVE anunciados, en el caso de las carreteras garantizó que las inversiones no se verán afectadas por el cambio de Gobierno. Incluso avanzó que en lo que queda de año lanzará a licitación contratos de distintas obras de infraestructuras que suman un presupuesto de inversión de 5.000 millones.

El titular de Fomento también abordó el Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras (PIC), que anunció hace un año el anterior Ejecutivo del PP y del que todavía no se había licitado ninguno de los proyectos presentados, entre ellos, dos tramos de la A-7 en la Comunitat.

Así, Ábalos criticó que «no se incluyeran los riesgos de demanda en la petición de techos de gasto que se realizó; que el grado de madurez de los proyectos es menor del que se nos había vendido; y que quedan trámites pendientes y algún que otro escollo por desbloquear, en especial con otros ministerios económicos».

También confirmó la liberalización de los peajes en las autopistas cuya concesión concluya en la actual legislatura, que son la AP-7 Tarragona-Alicante, AP-1 Burgos-Armiñón y AP-4 Sevilla-Cádiz.

Respecto a las obligaciones de servicio público (OSP), como la extensión de la línea de Cercanías a Vinaròs o Villena, la previsión es que pueda entrar en servicio en otoño una vez se firmen los contratos con Renfe.

Fotos

Vídeos