600.000 valencianos viven en zonas con riesgo de inundación

Dos centrales eléctricas y 327 colegios están en lugares que pueden ser afectados por un desbordamiento

JUAN SANCHIS VALENCIA.

Las inundaciones en Mallorca, que han dejado una docena de muertos, han vuelto a poner en primer plano el peligro que comportan estos fenómenos en el litoral mediterráneo. Además, los expertos advierten de que con el cambio climático serán cada vez más frecuentes.

La potencia de estos episodios suele verse incrementada por otros factores como la alta ocupación del territorio o la ubicación de las zonas residenciales que en ocasiones pueden asentarse en lugares de alto riesgo o fácilmente inundables como las riberas de ríos, barrancos o torrentes.

Cada vez que se produce una tragedia de estas dimensiones surge la pregunta de si podría haberse evitado. Los expertos consultados por Efeverde destacan que son muchas las zonas inundables por lo que no es complicado que se produzcan fenómenos como el de Mallorca. Manuel Díez-Minguito, profesor de la Universidad de Granada, considera que, en cualquier caso, son muy difíciles de predecir. María José Polo, catedrática de Ingeniería Hidráulica de la Universidad, por su lado, advierte de que el agua «va siempre por sus cauces naturales y estos deben tener la capacidad de expandirse de forma lateral para evitar la concentración de grandes flujos» e invita a replantearse «el riesgo que plantean estos episodios». El sentir común de todos ellos es que se va a volver a repetir.

Más de 1.000 kilómetros de carreteras y 200 de líneas de ferrocarril están en zonas inundables

La ordenación del territorio se configura así como una de las formas más eficaces para evitar los daños, tanto físicos como materiales, provocados por estos fenómenos meteorológicos.

Según el Plan de Acción Territorial de Prevención de Riesgos de Inundaciones de la Comunitat (Patricova), elaborado en 2003 y revisado en 2015, el modelo de ocupación del territorio deja mucho que desear.

Los datos hablan por sí solos. Cerca de 600.000 personas (algo más del 12% de la población valenciana) viven en zonas con peligro de inundación. Casi un cuarto de millón se ubica en lugares con una peligrosidad menor. Pero cerca de 30.000 tienen su residencia en zonas con un riesgo elevado.

Más información

La provincia de Castellón presenta el mayor porcentaje de personas afectadas (18,08% de la población total de la provincia), frente a la de Valencia (9,74%) . Si se tiene en cuenta los valores absolutos es la de Valencia la que tiene mayor volumen de habitantes afectados (250.000) seguida por la de Alicante (240.000) y la de Castellón (110.000).

Instalaciones

En total, 430 poblaciones de las 542 que componen la Comunitat Valenciana tienen alguna zona inundable. Los lugares con riesgo potencial de sufrir este tipo de fenómenos se extienden sobre una superficie de 145.000 hectáreas.

El problema se agrava si se tiene en cuenta que 564 equipamientos de la Comunitat (colegios, hospitales, cuarteles, dependencias gubernamentales...), algunos de ellos con un alto valor estratégico, se encuentran en zonas con riesgo potencial de sufrir una inundación. Entre ellas hay dos centrales eléctricas (en Vallat y Sueca) que además se ubican en zonas con una frecuencia media y calados altos.

También hay en zonas de riesgo 92 instalaciones sanitarias y 327 centros educativos. 29 subestaciones eléctricas están en terrenos susceptibles de sufrir uno de estos episodios.

El peligro de inundación afecta también a más de 1.100 kilómetros de las carreteras valencianas; a 40 kilómetros de las líneas del AVE y a 151 de las líneas convencionales de ferrocarril. También medio millar de kilómetros de tendido eléctrico atraviesan parajes de este tipo.

 

Fotos

Vídeos