Las autoescuelas piden más controles de alcoholemia a ciclistas en Valencia

Un ciclista circula por una calle peatonal. :: monzó/
Un ciclista circula por una calle peatonal. :: monzó

El presidente de la entidad propone un sistema de identificación de los vehículos para que sirva en los atropellos de peatones con fuga

P. MORENOVALENCIA

Más controles de alcoholemia a ciclistas. Es la petición que realiza Juan Carlos Muñoz, presidente de la Asociación Valenciana de Autoescuelas, un día después de que el alcalde Joan Ribó asegurase en una conferencia en el Ateneo Mercantil que la Policía Local tiene orden de sancionar y «ser estrictos» en el cumplimiento de las normas de circulación de estos vehículos.

Muñoz consideró que la proliferación de este transporte alternativo está provocando una casuística de nuevos problemas, sobre todo cuando circulan por las aceras y ocupan el espacio de los peatones. «Que haya más controles de alcoholemia es necesario, aunque no se les pueda descontar puntos».

La normativa actual sí que permite una sanción económica, mientras que el presidente de las autoescuelas comentó que se habla de una modificación futura para que los puntos se resten en el carné de conducir de los usuarios de la bicicleta. En todo caso, indicó que se han dado casos de ciclistas ebrios en itinerarios urbanos que causan accidentes.

La misma petición la hizo al hablar de la difícil convivencia entre los ciclistas y los peatones, donde en los últimos años han aumentado los atropellos. Por este motivo consideró conveniente que estos vehículos tengan visible algún tipo de identificación.

Citó como ejemplo un caso de atropello con huida. «Si me interpongo y lo tiro al suelo al frenarlo, puedo acabar siendo acusado de agresión. Es mucho más útil que tengan una placa identificativa para poder después presentar la denuncia por el atropello».

Nuevas situaciones que han generado la entrada en escena de la bicicleta en Valencia. Según el anuario estadístico, en 2015 se registraron accidentes con 416 bicicletas implicadas, con el resultado de 293 víctimas entre graves y leves. Un balance considerable muy lejos de los 11.198 turismos que aparecen en la misma estadística o las 1.317 motocicletas. Eso sí, hubo 211 atropellos a peatones, de los que cuatro resultaron ser mortales.

El Ayuntamiento tiene pendiente varios carriles bici de nueva apertura, aunque el único hasta ahora en obras, entre la avenida del Cid y la plaza de San Agustín, quedó paralizado por el abandono de la empresa hace unas semanas y todavía no se ha resuelto su reanudación.

En cartera hay muchos más, algunos desde 2016 y con presupuesto asignado, aunque siguen sin plazos. Es el caso del que discurrirá por las avenidas Reino de Valencia y Doctor Manuel Candela. El llamado anillo ciclista, abierto en marzo, ha provocado una gran polémica por las deficiencias en el recorrido, sobre todo en las travesías con otras calles y por la señalización inventada.

 

Fotos

Vídeos