Critican la falta de puntos de encuentro familiar y piden más plantillas formadas

Interior de un punto de encuentro familiar valenciano. :: irene marsilla/
Interior de un punto de encuentro familiar valenciano. :: irene marsilla

La federación nacional denuncia que las actuales 18 instalaciones son insuficientes y el Consell prevé ampliar los ratios en los futuros contratos

D. GUINDO

«Los puntos de encuentro familiar han sido descapitalizados de personal e instalaciones en los últimos años y ya estamos en una situación dramática». Así resumía Jordi Pérez, vicepresidente de la Federación Nacional de Puntos de Encuentro para el Derecho de Visitas, la situación que viven en la Comunitat estos espacios destinados, como describe la propia Generalitat, a «facilitar el cumplimiento del régimen de visitas establecido en situaciones de crisis o ruptura familiar», y a que los menores puedan ejercer su derecho a relacionarse con ambos progenitores y otros parientes con seguridad. Pese a la delicada naturaleza de estas instalaciones, Pérez cree que, en la actualidad, «no existen los recursos necesarios ni el personal mínimo con la formación adecuada». En concreto, según figura en la web de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, la Comunitat cuenta con 18 puntos de encuentro, nueve en la provincia de Valencia (uno de ellos de titularidad municipal), siete en la de Alicante y sólo dos en Castellón. La cuestión obliga a parte de las familias a recorrer grandes distancias para poder acceder a estas instalaciones, por las que pasan cerca de un millar de usuarios al año.

Además, según el portavoz de la federación, los coordinadores de estos espacios «no son expertos en la materia, como lo serían psicólogos o trabajadores sociales». Por ello, la entidad reclama un incremento en el número de puntos de encuentro atendiendo a criterios demográficos y geográficos, que cada centro cuente con, al menos, entre cinco y siete profesionales «formados en dinámicas familiares» y con instalaciones «lo más parecidas a un ambiente familiar».

Desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, por su parte, recordaron que la normativa que rige los puntos de encuentro data de 2008 (en referencia a que fueron anteriores Gobierno autonómicos los que la desarrollaron), aunque valoran que, probablemente, los criterios marcados por la citada norma «sean escasos». Anunciaron que desde la conselleria «se está trabajando en la puesta en marcha de un nuevo modelo que se aplicará en los futuros pliegos de contratación», ya que los contratos de la actual gestión expiran a finales del presente ejercicio. Añadieron también que desde la Dirección General de Infancia se ha hecho un estudio territorial para la implementación de nuevos puntos de encuentro y mejora de las ratios de personal.

Por otra parte, desde la federación nacional temen que la derogación de la ley valenciana de custodia compartida (hace unos cuatro meses) incremente la demanda de este tipo de servicios, ante la presumible situación que aumenten las separaciones en las que la custodia de los hijos recaiga en uno de los progenitores y se establezca un régimen de visitas.

Además, y con el objetivo de recuperar esta normativa valenciana, Enrique Gómez, presidente de la asociación Abuelos por la Custodia Compartida, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para expresar el malestar de la entidad ante esta situación.

Fotos

Vídeos