200 centros eliminan el castellano y darán clase sólo en valenciano

El 88% de los colegios que hasta ahora ofertan doble línea han optado por incrementar las horas en lengua propia y así poder dar más inglés

J. BATISTA

Al menos 199 colegios públicos o concertados que hasta este curso han ofertado clases en castellano han optado por pasarse a los niveles avanzados 1 o 2 del nuevo modelo lingüístico, que son aquellos en los que la lengua estatal se reducirá al mínimo legal. Esto supone cuatro horas a la semana en Infantil y en Primaria dos asignaturas: Lengua y Literatura y otra más -no lingüística- a elegir por el centro. Es decir, casi toda su enseñanza se impartirá en valenciano.

La cifra, que se desprende del primer balance facilitado el jueves por la Conselleria de Educación sobre el impacto del sistema, ayuda a explicar el cambio de paradigma que se dará a partir del curso que viene en los centros valencianos. Hay que recordar que el 54% aplicarán las modalidades que más peso dan al valenciano, las avanzadas.

Para entender la situación hay que recordar la filosofía del decreto que regula el modelo, pues obliga a los centros a mantener el peso actual del valenciano o a avanzar, pero nunca retroceder. Para ello se han aplicado equivalencias. Los actuales programas plurilingües en castellano (Ppec) han de situarse, como mínimo, en los niveles Básico 1 o 2 o Intermedio 1, en función de cuántas asignaturas están dando en la lengua autóctona. Y los programas de ahora cuya lengua base es el valenciano (Ppev) han de elegir, al menos, un Avanzado 1. Hoy en día hay 476 centros que ofertan únicamente esta opción -todos los alumnos estudian con el valenciano como lengua vehicular- por lo que no han tenido más remedio que ir a parar al avanzado 1 para seguir en parámetros similares o al 2 para avanzar.

Sin embargo, las cifras de Educación hablan de que provisionalmente han sido 675 los que han aplicado los niveles avanzados 1 o 2, lo que arroja una diferencia positiva de 199 escuelas de la Comunitat.

Atendiendo al decreto, sólo puede tratarse de colegios que tenían un Ppec -674- que han subido yendo más allá de los básicos o el intermedio que como mínimo les marcaba el decreto, o de centros mixtos (235), aquellos que cuentan tanto con un Ppec como con un Ppev. En este segundo caso, hay que recodar para aplicar las equivalencias que fija la norma el mínimo lo marcaba el programa en castellano. Es decir, si su Ppec equivalía a un Básico 2 podían mantenerse en este nivel aunque tuvieran también una línea basada en un Ppev. Según explicaron fuentes de la conselleria, el 88% de los colegios con doble línea han optado por avanzar. Aunque con los datos actuales no pudieron precisar hasta dónde han llegado, es fácil concluir que muchos de estos han ido al avanzado, que equivaldría a su Ppev. De esta forma también tienen la posibilidad, una vez la normativa se aplique en Primaria, de aumentar la exposición al inglés -de 3,5 horas semanales a 5-. De haberse quedado en los básicos o intermedios no se podría pasar de dos o tres.

En cualquier caso, al obligar el decreto a que todos los alumnos de la escuela se formen con el mismo nivel, estos 199 centros han reducido todo lo posible la enseñanza en castellano que hasta ahora ofrecían.