La experiencia contra el maltrato

José Antonio Burriel, durante el homenaje. :: jesús signes/
José Antonio Burriel, durante el homenaje. :: jesús signes

El abogado y periodista recibe un reconocimiento a sus 80 años y aboga por «la utopía de vencer los gigantes»

valencia. La amistad, la «utopía de vencer los gigantes» y la búsqueda del bien de la sociedad. A estos «tres pilares fundamentales de mi pensamiento y mi vida», lemas de grandes personajes a los que citó (Cicerón, El Quijote y Aristóteles) se refirió el abogado y periodista José Antonio Burriel durante el homenaje que recibió ayer por su 80 cumpleaños y por ser una de las voces más reconocidas y veteranas del panorama valenciano y español en la lucha contra el maltrato.

«Lleva los últimos 20 años de su vida empeñado -con esfuerzo y dedicación constante- en la lucha por la igualdad y por la erradicación de la violencia machista. Sigue en la brecha cada día. Y no piensa detenerse en su trabajo», fue el grito unánime que lanzó la Asociación No Más Violencia de Género, entidad que preside Burriel y que fue le encargada de convocar el acto de homenaje en el Colegio de Farmacéuticos de Valencia.

Al acto, presentado por el periodista Vicente Climent, acudieron profesionales y amigos, aunque en el caso de Burriel las dos vertientes se entremezclan al combinar en su carrera pasión, conocimiento y toneladas de ilusión, lo que le llevó a ser reconocido en 2015 por el Gobierno de España por su «labor en la erradicación de la violencia contra las mujeres». Juristas, abogados, policías, políticos, miembros de asociaciones contra la violencia doméstica.

«Gracias por tu gran labor de sensibilización y concienciación. Gracias a tu incansable empeño por erradicar la violencia», fue el mensaje leído en el acto de parte de la Unidad Central de Atención a la Familia y Mujer de la Policía Nacional, uno de los grupos más especializados del país en el combate de los malos tratos.

No faltaron voces tan representativas como la de Marina Marroquí, maltratada durante su adolescencia durante años y hoy presidenta de la Asociación Ilicitana contra la Violencia de Género. «80 años no son nada con tu vitalidad, con tu ideal de justicia y tu lucha por la igualdad. Gracias por tu apoyo incondicional desde el día uno, por tus consejos, por ser mi mentor y el espejo en el que me gusta mirarme», destacó la joven en un mensaje remitido.

Burriel, de espíritu siempre reivindicativo, no se olvidó de lanzar un mensaje a los poderes públicos: más personal y oficinas especializadas para denuncias de maltrato, como han reivindicado policías. «Sin cariño, la mujer no denuncia». Y ni sus 80 años le impidieron marcarse un reto, a lo Don Quijote: «Acabar con el gigante de la violencia de género».