Morera tacha de «provincianos» a los dirigentes de la Diputación de Alicante

Morera tacha de «provincianos» a los dirigentes de la Diputación de Alicante

El presidente provincial, César Sánchez, contesta a su homólogo de Les Corts en el mismo Twitter: "Siempre me ha gustado ser de pueblo y provinciano"

JOSÉ VICENTE PÉREZ PARDO

El presidente de Les Corts, Enric Morera, ha utilizado el hashtag #Provincianos para referirse a los dirigentes de la Diputación de Alicante en un comentario en Twitter a una noticia sobre la remuneración del diputado no adscrito Fernando Sepulcre, ex de Ciudadanos.

Morera enlaza una noticia de El Mundo sobre el dinero que tiene Sepulcre por asistencia a plenos, comisiones y entes del gobierno provincial en los que está presente y comenta: "La Provincia nos lo da todo. La Dipu remunera con dinero público a tránsfugas. Y Trillo, nuestro candidato popular no dimite #Provincianos". Se refiere al exministro de Defensa, que durante años fue candidato al Congreso por Alicante, aunque en las dos últimas convocatorias fuera José Manuel García-Margallo.

Este comentario de Morera hizo saltar a los populares alicantinos, empezando por uno de los aludidos, el presidente de la Diputación, César Sánchez, hombre bastante discreto en general en las redes sociales. Contestó a Morera que a él "siempre me ha gustado ser de pueblo y provinciano". Le recordó a la segunda autoridad de la Comunitat que "Alicante es una gran provincia".

Más incisivo estuvo el vicesecretario general de Política y Organización del Partido Popular de la provincia de Alicante, Rafael Candela, quien acusa al dirigente de Compromís Enric Morera de tratar a los alicantinos como valencianos de segunda por este tuit que ha viralizado rápidamente en las redes sociales.

Enric Morera ha faltado gravemente al respeto a la provincia de Alicante. Trata a los alicantinos de ciudadanos de segunda de la Comunitat Valenciana. Una actitud impresentable en un presidente de Les Corts Valencianes, de quien se supone que está para vertebrar y no para no romper, ha dicho Candela.

El Partido Popular ha subrayado Candela- le exige que pida disculpas y que rectifique de inmediato. Y, también, reclamamos que el presidente Puig, la vicepresidenta Oltra y Montiel digan públicamente en el menor plazo de tiempo posible si están de acuerdo con él o le reprueban. Pero que sepan que las costuras de la Comunitat están en juego.

El vicesecretario popular ha añadido que de todas formas, todo un presidente de Les Corts debiera estar más informado. En este sentido, ha dicho que en la Diputación de Alicante hay un diputado no adscrito que no ha alterado el Gobierno pactado con el que fue su partido.

Sin embargo, en el municipio de Santa Pola hay una alcaldesa socialista gracias a los votos de dos tránsfugas de Ciudadanos que sí desobedecieron a su partido a la hora de elegir alcalde. Y que Compromís gobierna con esos mismos tránsfugas, que reciben retribuciones de ese ayuntamiento y tienen delegaciones en el gobierno del Consistorio.

De todas formas, y ya que Morera ha entrado en el tema, exigimos un posicionamiento público de Puig, Oltra y Morera sobre el caso Santa Pola y cuanto antes, mejor, ha defendido.

Candela ha sostenido que con sus palabras, Morera ha hecho patente lo que en el PP hemos defendido desde el inicio de la legislatura, que es que el tripartito de PSOE, Compromís y Podemos no cree en la provincia de Alicante y que solo quieren el dinero de los alicantinos para decidir desde un despacho de Valencia, sin contar con Alicante, qué hacen con ese dinero.

El político popular ha manifestado que Morera debiera centrarse en el buen funcionamiento de Les Corts, donde es presidente, y dejar de faltar al respeto. Sus palabras son el reflejo de la vieja política sectaria, rupturista y centralista valenciana frente a una Comunitat Valenciana fuerte, ágil y vertebrada por sus tres provincias.

Candela ha concluido diciendo que estamos hartos de políticos en claro declive que buscan un minuto de gloria en las redes sociales aunque sea faltando al respeto, como ha sido el caso de Morera