Altea y l'Alfàs exigen la instalación de una potabilizadora tras las restricciones

La solicitud llega después de que se haya tenido que restringir el consumo de agua potable a raíz del temporal de lluvias de la semana pasada

EUROPA PRESSvalencia

Los Ayuntamientos de Altea y l'Alfàs del Pi (Alicante) pedirán al Consorcio de Aguas de la Marina Baixa que asuma la instalación de una ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) que dé servicio a estos municipios. La solicitud llega después de que se haya tenido que restringir el consumo de agua potable a raíz del temporal de lluvias de la semana pasada.

El concejal de Ciclo Hídrico de Altea, Roc Ferrer, ha asegurado que "el problema de turbidez reside en las aguas que suministra el Consorcio, que es quien tiene que garantizar la potabilidad del agua que suministra a los municipios consorciados".

Una situación que se hubiera evitado, a su juicio, si estos municipios contaran con una planta de tratamiento como es el caso de Benidorm o la Vila Joiosa que no sufren este tipo de restricciones.

Por ello el edil alteano ha anunciado que, tras haberlo acordado con el municipio alfasino, ambos Ayuntamientos exigirán al consorcio "que asuma la instalación de una potabilizadora que dé servicio a todos los municipios que no cuenten con una".

Ferrer ha matizado que la petición va encaminada a una potabilizadora comarcal que centralice el tratamiento, más que a que cada localidad cuente con una planta independiente. También ha apuntado a que el ente gestor de aguas "debería haberse hecho responsable de la situación desde el primer momento".

Las zonas que no se abastecen del agua del Consorcio por tener recursos propios, como las urbanizaciones de sierra Bernia o Altea la Vella no han sido afectadas y no han sufrido restricciones.