La Nucía, Altea y Alfaz del Pi todavía sin agua potable

Estas tres poblaciones tienen en común que son abastecidas del agua procedente del embalse de Guadalest, en cuyas tuberías se ha producido un incremento de los niveles de turbidez tras el último temporal

EFEalicante

Los municipios alicantinos de Alfaz del Pi, La Nucía y Altea ya pueden utilizar el agua de la red de agua potable para higiene personal, aunque se mantienen aún las restricciones para el consumo humano.

Así lo han informado fuentes de las tres localidades, que han manifestado su confianza en que a lo largo del día de mañana se levanten todas las restricciones.

Estas tres poblaciones tienen en común que son abastecidas del agua procedente del embalse de Guadalest, en cuyas tuberías se ha producido un incremento de los niveles de turbidez tras el último temporal.

En Alfaz del Pi, la situación continua igual que en las últimas horas, con mejoras en los índices de turbidez, pero, por el momento, el consumo humano únicamente está autorizado en la zona de El Albir.

Mientras, en La Nucía, el agua sigue sin ser apta para el consumo, aunque sí para la higiene.

El Ayuntamiento de este municipio ha señalado que ha realizado todas las medidas correctoras que se le han requerido y que, de hecho, los índices muestran que ya se han alcanzado los niveles para poder consumir, pero desde Salud Pública les han pedido un nuevo análisis que se efectuará mañana por la mañana.

La Nucía confía en que el test de mañana confirme que los niveles permiten autorizar el agua para consumo humano y preparado de alimentos.

En el caso de Altea ya se ha levantado la restricción para higiene personal, pero no para consumo y preparado de alimentos, a pesar de que hay una "mejora significativa en las condiciones de turbidez", según fuentes municipales.

En las fuentes públicas y en las urbanizaciones de Bernia y Altea La Vella, sin embargo, no existe restricción alguna y el agua es potable en todos los casos.

Para paliar la situación de turbidez del agua que suministra el Consorcio de la Marina Baixa se ha requerido a la concesionaria que aporte al depósito de Les Rotes "agua de los pozos de Bernia o Riquet, que no padecen turbidez, para disolver la del Consorcio", han explicado fuentes municipales.

Según las mismas fuentes, han aumentado las dosis de hipoclorito sódico y se lleva a cabo un seguimiento de las analíticas para valorar la evolución de la turbidez.