Las pérdidas agrarias por las lluvias son de 209 millones

Las pérdidas agrarias por las lluvias son de 209 millones

Estos datos corresponden a la valoración provisional realizada por el sector y la Conselleria de Agricultura

EFEVALENCIA

Las lluvias registradas a finales de noviembre y durante este mes de diciembre en la Comunitat Valenciana han ocasionado pérdidas de 209 millones de euros en la agricultura, el 80 % de ellas en cultivos (la mayor parte cítricos), según la evaluación provisional de daños.

Estas pérdidas corresponden a la valoración provisional realizada por el sector y la Conselleria de Agricultura, el mismo día que el pleno del Consell ha acordado iniciar las actuaciones para paliar los daños y ha fijado un plazo de 45 días para que los municipios afectados presenten sus peritajes de daños, de las infraestructuras y bienes públicos.

Estas precipitaciones han producido daños a cultivos y a bienes de titularidad pública, a las infraestructuras agrícolas y a las redes de caminos locales, agrícolas y forestales, según ha informado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

La consellera de Agricultura, Elena Cebrián, ha explicado que en función de las peticiones de los ayuntamientos se movilizará el montante de ayudas procedente del Fondo de contingencia de la Generalitat, y ha avanzado que se reclamará al Ministerio la ejecución de obras fundamentales para la prevención de inundaciones.

Tanto Oltra como Cebrián han destacado la celeridad en intentar que la normalidad vuelva a todas las zonas afectadas, así como la importancia del apoyo técnico de las diputaciones, especialmente a los municipios más pequeños, para efectuar el peritaje de los daños.

Una vez presentadas las solicitudes por parte de los ayuntamientos, se evaluarán por parte de una comisión técnica, presidida por el director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, y formada por el subdirector general de Emergencias, así como por una persona con rango mínimo de jefe de servicio designadas por cada conselleria o departamento competente.

A la comisión le corresponderá hacer una estimación presupuestaria con cargo al Fondo de Contingencia para el ejercicio 2017, que se someterá a la aprobación del Consell.

En el caso de superarse la dotación presupuestaria prevista, se podrá establecer un prorrateo entre todas las actuaciones financiables, que se imputarán a cargo del Fondo de Contingencia para el ejercicio 2017, sin perjuicio de que los departamentos competentes puedan cofinanciar, con cargo a sus fondos propios ordinarios, las actuaciones previstas hasta el 100 % de su coste.

La ejecución de las medidas que correspondan podrá llevarse a cabo a través del procedimiento de inversión directa o por medio del procedimiento de subvención. Además, las actuaciones de inversión directa podrán realizarse mediante encargo a medios propios a los que se refiere el Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público.

Oltra ha señalado tras el pleno del Consell que la ministra de Agricultura se ha comprometido a acelerar lo máximo posible las peritaciones a cargo de los seguros agrarios, si bien el sector estima que el 50 % de las pérdidas pueden no estar cubiertas y por ello se está estudiando solicitar la ampliación de las coberturas hasta ahora no recogidas en la política de seguros agrarios, como las del caqui.

La consellera ha lamentado que existe un déficit inversor en la Comunitat por parte del Ministerio en obras fundamentales para la prevención de las inundaciones, y ha indicado que reclamarán inversiones de las confederaciones hidrográficas.

Cebrián ha informado hoy a las organizaciones agrarias y cooperativas de las medidas que ha acordado la Generalitat y las que reclamará, entre ellas la rebaja de los módulos, rebajas en el IBI rústico en parcelas cultivadas y acuerdos con entidades financieras para facilitar préstamos a los agricultores por sus gastos extraordinarios, así como intentar la llegada de ayudas europeas de minimis (primas que se pueden conceder a los productores sin tener que justificarlas a Bruselas).

Según las primeras estimaciones de daños, que podrían aumentar cuando se pueda entrar en las zonas impracticables, las pérdidas en cítricos ascienden a 117 millones de euros, con unas pérdidas de 368.000 toneladas de fruta (el 9 % de la previsión de cosecha), la mayor parte de fruta pendiente de recolectar.

El temporal también ha afectado al caqui, la uva de mesa y las hortalizas, así como daños puntuales de pérdida de ganado y en infraestructuras en granjas.

El 20 % de los 209 millones de pérdidas corresponde a infraestructuras agrarias (en zonas próximas a barrancos o corrientes de agua) e hidráulicas, en estas últimas cuantificadas en 3 millones inicialmente.

En el sector forestal, podrían ascender a unos 900.000 euros por daños en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre la Granja y afecciones sobre infraestructuras de corrección hidrológico forestal y zonas húmedas de litoral.