Xarxallibres, las becas y las plantillas desatan también las críticas en la escuela pública

Xarxallibres, las becas y las plantillas desatan también las críticas en la escuela pública

El sindicato mayoritario se concentró en la conselleria para exigir mejoras laborales y carga contra el exceso de tareas del final del curso

JOAQUÍN BATISTAValencia

Tras un año de gestión de Vicent Marzà en la Conselleria de Educación, no todo lo que reluce es oro. El sector público, quizá el más próximo a su proyecto político, también ha sacado las uñas contra la carga de trabajo derivada de las nuevas medidas y porque no se han abordado mejoras laborales que sí se asumían desde la oposición. La gestión de los bancos de libros y el retraso en las becas de comedor y transporte también han sido motivos de crítica de los representantes de la comunidad educativa, síntoma de que no sólo la red concertada ha cargado contra el Consell, aunque los motivos sean muy distintos.

El mejor ejemplo de que hay malestar es la concentración que se celebró ayer en la conselleria por obra del sindicato mayoritario, el Stepv, que exige negociar medidas de ámbito laboral como las relacionadas con la mejora de las plantillas recortadas en los últimos años, sin olvidar el cobro de los sexenios para los interinos o la mayor financiación de determinados centros, dos cuestiones reconocidas judicialmente.

A principios de mes, tras la reunión del máximo órgano de dirección, la postura del sindicato no pudo ser más contundente. Tras mostrar su apoyo a iniciativas como el cambio en las bolsas de trabajo o la derogación del distrito único, destacaron que era igual de prioritario revertir los recortes en las condiciones laborales. «En este sentido no se han mejorado sino que han empeorado. Un ejemplo de esto es el malestar del profesorado y los equipos directivos en este final del curso en el que han visto incrementadas las tareas burocráticas de forma considerable», decía el comunicado remitido, que advertía de que se pedirá la dimisión del Director General de Personal Docente, Joaquín Carrión, si no se negocian las mejoras laborales antes de septiembre.

La concentración fue ratificada el lunes por el Stepv tras un encuentro sobre temas a tratar en próximas reuniones. La organización planteó más cuestiones como «los recortes» de personal para atender necesidades especiales y volvió a criticar «la carga de tareas a finales de curso, consecuencia, especialmente, de la aplicación de Xarxallibres».

Han sido varias las quejas en el mismo sentido. Es decir, no por el fondo sino por las formas. La gestión de los bancos de libros, su recogida y comprobación basada en buena medida en la voluntariedad de la comunidad educativa ha sido criticada por la Federación de Enseñanza de CC. OO. PV, a la postre el segundo sindicato en representatividad, y por el Consejo Escolar de Valencia a instancias de Csi·f, que reclama dotación de administrativos para los centros de Infantil y Primaria. También las asociaciones de directores han mostrado sus reservas al coincidir con un periodo de mucho trabajo burocrático y sin conocer todos los detalles de los bancos.

Además, todavía no se pueden tramitar las becas de comedor ni las de transporte por la demora de la convocatoria. Desde la asociación de Directores de Infantil y Primaria (Adip-pv), hablaban ayer de «angustia» ante un retraso «inusual». La previsión es que la apertura del plazo para presentar solicitudes, de las que ya hay modelos, sea inminente. Fapa València, la federación de Ampas públicas más grande de la Comunitat, también criticó que habiendo acabado el curso no se conociera la convocatoria, tal y como le transmitieron al secretario autonómico en la última reunión. Al fin y al cabo, los padres han de presentar la instancia en el centro, lo que seguro provocará desplazamientos desde los destinos vacacionales.

Otros sindicatos como UGT PV también han incidido recientemente en la necesidad de negociar determinadas cuestiones laborales como la recuperación de las plantillas o el pago de los sexenios a los interinos, advirtiendo de que si Educación no reacciona iniciarán una campaña judicial. También desde CC. OO. se han reclamado mejoras en las condiciones de trabajo tras años de ajustes y mayor interlocución en cuestiones como el nuevo mapa de la educación Infantil. Anpe, por su parte, ha llegado a pedir la vuelta al anterior horario lectivo en Secundaria y se ha mostrado especialmente crítico con la regulación de la jornada continua, pues la considera muy restrictiva.